Las protestas raciales en Wisconsin dejan dos muertos y un herido

agosto 26, 2020

El gobernador, Tony Evers, ha declarado el estado de emergencia y ha anunciado que reforzará la presencia de la Guardia Nacional.

Wisconsin, Estados Unidos

Wisconsin ha vivido este martes su tercera noche de protestas contra la violencia policial y el racismo que se ha saldado con al menos dos personas fallecidas y un herido, según la policía.



La indignación ha vuelto a las calles de la ciudad de Kenosha después de que el domingo un hombre negro de 29 años, Jacob Blake, recibiera varios disparos por la espalda de un agente.

Los medios locales apuntan a que cerca de la medianoche se produjo un enfrentamiento entre manifestantes y un vigilante armado de una gasolinera, que acabó provocando un tiroteo. “Como resultado se produjeron dos muertes y una tercera víctima fue trasladada al hospital con heridas serias pero sin que su vida corra peligro”, ha asegurado la policía de Kenosha en un comunicado. Las autoridades han abierto una investigación.

El derramamiento de sangre siguió a una noche de refriegas en las calles de Kenosha, de 100.000 habitantes, que parecían haberse calmado después de que la policía disparara gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes que desafiaron el toque de queda.

Horas antes de estos disturbios, las autoridades mantuvieron una reunión de emergencia para discutir si debían pedir ayuda federal para frenar la violencia. El gobernador, Tony Evers, ha declarado el estado de emergencia y ha anunciado que reforzará la presencia de la Guardia Nacional.

 

 

 

 

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *