Las mentes ya no son cautivas

enero 28, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Conforme el pobrísimo resultado que tuvo ayer la convocatoria de LIBRE, que buscaba paralizar diversos puntos del país, podemos colegir sin ninguna exageración que el llamado de Mel Zelaya y los dirigentes de Libertad y Refundación obtuvo como respuesta el fracaso. Un par de pequeñas escaramuzas que se dieron en unos pocos puntos, denota que Mel Zelaya y sus adláteres han perdido poder de convocar entre sus propios seguidores. Y lo acontecido en la Colonia Kennedy, donde seguidores de LIBRE repudiaron a Zelaya lanzándole piedras, fue más que un revés, fue un ataque directo, nunca antes visto, por lo que a Mel no le quedó más remedio que poner pies en polvorosa, darse las de Villadiego y encaramarse prontamente a su vehículo para marcharse del lugar, donde se aprestaba a ofrecer declaraciones.



Naturalmente que lo acontecido ayer amerita un breve examen, que debe servirles a los de LIBRE a aprender un poco de estas cosas. Los totalitarismos no se imponen de golpe, como lo pretendió hacer Mel en el 2009. Igual que todos los sistemas tiene su proceso, en que se avanza poco a poco, tienen que convencer, seducir por etapas y hasta para implantar el germen del odio tienen que hacerlo de manera minuciosa, y no de la manera ramplona como se ha propuesto LIBRE, paralizando calles, atacando la propiedad privada, con lo cual Mel y los suyos solo concitan rechazo a sus formas de hacer política.

El Partido LIBRE al actuar en la vida emocional de las personas, e intentar provocar una enorme tensión con el componente del odio, denota que no tiene el dominio de las teorías marxistas que incitan a la lucha de clases, y que, de continuar organizando acciones como las de ayer domingo que tuvieron una escasa respuesta y en el caso de la Colonia Kennedy, una respuesta adversa, a LIBRE lo que le espera en las próximas elecciones es un bajísimo respaldo electoral, que lo llevará a una segura cuarta posición.

Por increíble que parezca, ni Mel Zelaya ni sus dirigentes de LIBRE que se supone que tendrían que conocer un poco de sicología de masas, han podido percibir a estas alturas, que con sus pobres manifestaciones de los últimos días solo están demostrando que cada vez se conforman con un partido que ya no cala en el tejido popular y que cada convocatoria, que apenas recoge unas cuantas personas, es la reiteración de que se conforman con ser una pequeña organización política, que les justifique estar haciendo oposición por el prurito de hacerlo, para aprovecharse y tener algunos réditos económicos y mantener la vigencia en el sistema en calidad de opositores. Porque una cosa si la tienen bien aprendida, y es que el mejor negocio en la política es asumir el papel de opositores, porque a estos siempre hay organizaciones, partidos y gobiernos de otros países que les envían buen dinero.

Las mentes en estos tiempos ya no están cautivas, excepto los que se han formado en la escolástica radical del obedecimiento a los líderes de los partidos totalitarios, que son tan borregos, que si el partido les ordena que se divorcien de la mujer, se divorcian, que si el partido les ordena que tienen que matar a un pariente porque es simpatizante de un modelo distinto al totalitarismo, y son capaces de matarlo sin pensarlo dos veces. Pero, en el resto de la gente ya no hay cautiverio mental, y esto aplica a los demás partidos. Muchos nacionalistas y liberales han votado por otros candidatos que no son los de su partido. Hay más discernimiento, y esto no significa que no tengan militancia, lo que hay que entender es que la evolución de los tiempos con el desarrollo de la tecnología, les ha abierto la mente a las personas de manera que existe una nueva fe más en la propuesta de los candidatos, que en los partidos políticos.

Esto no lo entienden los de LIBRE, que quieren forzar a la gente a que sigan a este partido aun con la sarta de errores que cometen, como el de estar paralizando las calles y carreteras sin ningún objetivo provechoso, tomándose la universidad, que cada vez les contrae más antipatía y rechazo de miles de padres de familia, y gente a la que le hacen perder su tiempo bloqueando los bulevares. Lo de ayer fue patético, el vacío que tuvieron como respuesta de sus mismos seguidores exhibió a LIBRE como un partido pequeñito, sin capacidad de motivar a sus parciales para manifestarse de la mejor forma como les parece a ellos, que es interrumpiendo la tranquilidad de las ciudades.

Mel Zelaya y sus adláteres tienen que aprender, que su forma perjudicial de hacer política, dañando a los demás, solo los conducirá a la realidad trágica de ser un partido cada vez más pequeño y detestado por la inmensa mayoría de los hondureños.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy lunes 28 de enero de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *