Las mascarillas que sí funcionan y las que no, según la ciencia

agosto 10, 2020

Las N95 sin válvula son las que mejor funcionan, junto con las mascarillas quirúrgicas de tres capas y las que están hechas de algodón, incluso fabricadas en casa.

Redacción

Conforme avanza la pandemia de coronavirus crecen también los artículos de protección contra la enfermedad. Mascarillas, caretas, gogles y otros elementos de prevención se han vuelto populares en el mercado.



Pero hay mascarillas que sí funcionan y otras que no, según la ciencia. Una investigación de la Universidad de Duke hizo diversas pruebas con 14 tipos diferentes de mascarillas y publicó sus resultados en la revista Science Advances.

De acuerdo con esta investigación, los pañuelos, las polainas y las máscaras de punto son las menos efectivas para evitar el contagio del virus, mientras las N95 sin válvula son las que mejor funcionan, junto con las mascarillas quirúrgicas de tres capas y las que están hechas de algodón, incluso fabricadas en casa.

Para comprobar la efectividad, con equipo especializado los expertos grabaron en video la cantidad de gotas que escapaban de la mascarilla cuando un usuario repetía la frase “manténgase saludable, gente” en cinco ocasiones. Para cada mascarilla, este protocolo se repitió 10 veces. Posteriormente, mediante un algoritmo de computadora, los científicos contaron la cantidad de partículas que escaparon registradas en cada video.

Lea aquí: OMS: «No es tarde» para contener una pandemia con casi 20 millones de casos

El problema con las polainas y los pañuelos es que los orificios naturales del tejido permiten escapar más gotículas, e incluso más que si no se portara ninguna mascarilla, pues descomponen las gotas más grandes en partículas más pequeñas que se deslizan fácilmente por los lados de la cubierta.

También las mascarillas N95 con válvula presentan un problema, pues la válvula abre un flujo de aire hacia afuera, circunstancia que puede ser más peligrosa para las personas alrededor del usuario que para el usuario mismo.

“Queremos enfatizar que realmente alentamos a las personas a usar mascarillas, pero queremos que usen máscaras que realmente funcionen“, explicaron los autores del estudio.

 

Por El Diario de Nueva York

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *