Widget Image

Las grandes mentiras

TEGUCIGALPA, HONDURAS

No se necesita ser tan viejo como para conocer cuáles son las tácticas de los marxistas y los populistas para engañar en base a mentiras. Pero si conocemos lo suficiente que la dirigencia marxista de LIBRE, que presume ser la gente más talentosa del país, a veces se pasa de la raya del cinismo, que también tiene su límite en función de la credibilidad. Lo malo de los dirigentes de LIBRE es que, en este aspecto no tienen el mínimo de pudor y se jactan de anunciar sus mentiras de manera pública.

La llamada Alianza conformada entre LIBRE y Salvador Nasralla, ha divulgado su plan de escrutinio y divulgación de resultados en las elecciones del próximo 26 de noviembre. En primer lugar hablan de realizar su propio escrutinio, independiente de los resultados oficiales del TSE, en forma controlada con resultados favorables a ellos. En su plan, Libre y Nasralla planean presentar informes que no deben ser menores de 25 puntos, a efecto de crear la percepción de que cualquier resultado oficial del TSE, que indique una ventaja del PN o del PL, solo puede ser resultado de un fraude. Incluso se atreven a comparar, que en los resultados del 2013, la diferencia oficial fue de apenas 8.11 por ciento, de modo, dicen Libre y Nasralla, que si bajan de esa cifra, los datos que arroje del TSE serán menos creíbles.

Tanto Mel Zelaya como Nasralla hablan de crear su propio sistema de divulgación de tendencias electorales, que operará en forma premeditada distorsionando los resultados de los demás candidatos, para lo cual creen contar con el apoyo de grupos de observación afines a ellos, para sostener la premisa de que el gobierno está operando un fraude electoral. Admitimos que con el tiempo que llevamos cubriendo los eventos electorales, que es desde 1980 hasta hoy, nunca nos habíamos topado con un grupo tan cínico y tan mentiroso como esta dupla formada por Mel Zelaya y Salvador Nasralla.

Ambos trabajan con la tesis del engaño, para comenzar se engañan entre ellos mismos, pero eso les resulta secundario si al final logran su objetivo que es desacreditar el resultado del proceso electoral. Lo más curioso es que tanto Mel como Nasralla saben que no tienen electores para alcanzar una victoria, pero lo toral para ellos es sembrar la duda ante la vista de propios y extraños, para lo cual, según su plan, LO IMPORTANTE ES HACER CREER DESDE UN PRINCIPIO QUE HAY UN FRAUDE ELECTORAL.

Como contraparte a este operativo distorsionador de Mel Zelaya y Nasralla, tendremos en el país a miles de observadores internacionales que podrán testimoniar en todo el territorio nacional, la forma en que se realice la elección. Es irrefutable que estando aquí observadores de la OEA, de las Naciones Unidas y de todos los organismos diplomáticos, un equipo de farsantes profesionales que tiene como objetivo torpedear las elecciones, pueda salirse con la suya logrando afectar el resultado de las elecciones. Este masivo testimonio de la observación internacional servirá para refutar la maquinaria montada por LIBRE y Nasralla, que desde ahora maquinan solo para desprestigiar el resultado de las elecciones, usando de manera festinada todas las armas y herramientas a su alcance, admitiendo que en sus encuestas solo entrevistarán a simpatizantes de LIBRE a fin de generar un resultado con impacto mediático que reflejen una falsa tendencia en favor de Nasralla, que les servirá para denunciar que su resultado solo puede ser cambiado mediante fraude electoral.

Los anteriores conceptos los hemos entresacado de manera íntegra del festinado plan, para que el público se entere de la gran mentira que fraguan estas personas que buscan, no ganar, pero si desprestigiar el resultado electoral del domingo 26 de noviembre. Parten de la tesis marxista que dice, que lo que no se puede obtener por la buena, hay que buscarlo por la mala. Y que entre la confianza y la sospecha, aunque esta no logra imponerse, termina por conducir al escepticismo y a la perplejidad que hunden a las personas en la desesperanza.

Todo este operativo de LIBRE y Nasralla se basa en los viejos sistemas del fascismo, que trabajaban organizando fuerzas irracionales para imponerse a lo racional, y por desgracia, aunque la mentira tiene patas cortas como dice JRM, en estas circunstancias son suficientes para sembrar la duda en las pocas horas que dura el escrutinio. Parten de la profecía de Marx, que sostenía que “la historia se escribe primero como tragedia, y después se repite como comedia”. Pues ni más ni menos es lo que se proponen Mel Zelaya y Nasralla, primero dañar el proceso electoral, para terminar burlándose del daño que le hagan a Honduras.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 9 de noviembre de 2017.