Las elecciones cerradas no son exclusivas de Honduras (VIDEO)

noviembre 28, 2017

Las elecciones con resultados milimétricos y comunicaciones dilatadas no son exclusivas de Honduras: México en 2012, El Salvador en 2014 y Perú en 2016 son algunos ejemplos de situaciones más complicadas que la nuestra. Y ni hablar de Estados Unidos con la elección de Bush vs Gore del año 2000.

Redacción

Las elecciones generales del 26 de noviembre marcarán una profunda huella en la vida democrática de Honduras. El resultado final dejará satisfechos a unos e inconformes a otros. Sin embargo, en América se han vivido varios capítulos que han mantenido a países enteros con los pelos de punta, entre márgenes estrechos y meses de intransigencia, momentos manejados con pinzas.



México lidera la lista de los infartantes antecedentes eleccionarios de esta década, con los comicios presidenciales del 1 de julio de 2012, teniendo como principales actores al priista Enrique Peña Nieto y al izquierdista Andrés Manuel López Obrador. Tras 60 días de conteos e impugnaciones, el Instituto Federal Electoral mexicano declaró ganador a Peña Nieto el 30 de agosto y con un margen mayor a los 6 puntos.

Nuestro vecino, El Salvador, también tuvo su final de fotografía en 2014, cuando se celebraron elecciones en segunda vuelta entre el comandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén y ex alcalde de San Salvador, Norman Quijano. Cuatro días después de las votaciones, el milimétrico resultado fue de apenas 346 votos, con resultado final 1 millón 495 mil 815 votos para el Farabundo Martí y 1 millón 489 mil 451 votos para ARENA.

Perú también marca un antecedente electoral luego de la segunda vuelta protagonizada el 5 de junio de 2016 entre el actual presidente Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori, quien tras una reñida contienda, aceptó la diferencia de apenas 41,438 votos a favor de Kuczynski, entre poco más de 17 millones de votantes, y tras 5 largos días de tensiones.

Sin embargo, los antecedentes más mediáticos se han originado en el país de la democracia perfecta, Estados Unidos. En los comicios de 1960, John Fitzgerald Kennedy ganó con el 49,7% de los votos a Richard Nixon, quien logro el 49,6%, apenas 113.000 votos populares separaron a los dos candidatos entre 68 millones de papeletas emitidas.

Y en la elección más cerrada de la historia, en el año 2000, entre George W. Bush versus Al Gore, la Corte Suprema de Florida obligó al recuento de los votos, situación que dio un cerrado triunfo a Bush con apenas 537 boletas de seis millones emitidas. La batalla legal mantuvo en vilo a la nación hasta el miércoles 13 de diciembre, día en que Gore aceptó su derrota, por lo que los norteamericanos obtuvieron un resultado final 36 días después de la votación.

Hay que tener en cuenta estas decisiones dilatadas en otras democracias con mayor recorrido que la nuestra, para que los hondureños vayamos aprendiendo algo de madurez política.

TE PUEDE INTERESAR: TPS: Algo más que un beneficio migratorio para Honduras (VIDEO)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *