La tontería es contagiosa y peligrosa

febrero 2, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El arranque de las elecciones primarias ha comenzado en una forma tan deslucida, en primer lugar porque la pandemia limita los desplazamientos de los candidatos de los movimientos de los partidos, pero sobre todo por la ausencia de los anuncios en los medios que son los que despiertan el entusiasmo en los electores. Los candidatos no han podido abrir cuentas en los bancos para recibir las donaciones y contribuciones de los ciudadanos y empresarios que son los aportantes que tradicionalmente apoyan las campañas electorales. La llamada Ley de Política Limpia es el gran óbice que impone una serie de restricciones, algunas tan absurdas, casi con el objetivo de impedir que los candidatos reciban el apoyo de sus seguidores y amigos. Como la Ley casi se hizo con dedicatoria para que nadie pueda aportar en las campañas, entonces, los grandes gananciosos con esta ley son los que reciben recursos del extranjero, que les llegan ya convertido en efectivo, sin que pasen por una cuenta bancaria.



Es una tontería gigantesca pensar que los que reciben dinero ilícito en las campañas políticas lo perciben en una cuenta bancaria, los dineros sucios son entregados en maletines o en alforjas, directo a las manos de los políticos y no depositados en bancos. En los sistemas democráticos, comenzando por EEUU, las campañas se financian mediante las contribuciones de los partidarios y empresas que apuestan por la democracia apoyando al candidato que creen es el mejor. En los países democráticos de América del Sur y Europa es igual, los políticos sostienen sus campañas a base de contribuciones y donaciones. Y así ha sucedido en Honduras desde que se reinstauró el orden institucional en los primeros años 80. Hubo empresarios que contribuían con varios candidatos a la vez, quizás porque sentían la necesidad de apoyar al sistema democrático, aunque también había la sospecha que apoyaban en varias direcciones para garantizar las amistades en los gobiernos.

En EEUU, los candidatos del Partido Republicano y del Partido Demócrata reciben centenares de millones de dólares para financiar sus campañas, Donald Trump se jactó un fin de semana de haber recogido más de 70 millones de dólares de sus donantes, pero la campaña de Biden no se quedó atrás, porque en una sola parada logró una recolección de más de 60 millones de dólares. Ponerle trabas a un movimiento político para que no pueda abrir una cuenta de banco en la forma como lo exige la ley de política limpia, para recibir las contribuciones y donaciones de los aportantes, es un torpedeo a las elecciones, porque sin recursos los movimientos y sus aspirantes es muy poco lo que pueden hacer, de manera que sin la posibilidad de hacer manifestaciones por las restricciones sanitarias y sin presencia por medio de los anuncios, los candidatos quedan a expensas de las participaciones que les brindan los espacios especializados como el Hormigueo Político y los foros y debates televisivos y radiales. Sin embargo, la ausencia de los spots le resta colorido a la campaña, porque los anuncios políticos son los que despiertan el entusiasmo en los seguidores y en el resto de la población que tiene ánimo para votar.

Además, los recursos que reciben los movimientos no solo se emplean en los anuncios, también se necesitan para confeccionar las banderas, las camisetas, para atender a los activistas, para costear los gastos de transporte, en fin, para financiar todas las actividades que acarrea una campaña política. Volver prohibitiva la apertura de una cuenta bancaria a los movimientos, al poner una serie de restricciones, es una soberbia tontería, porque ningún político que esté dispuesto a recibir dinero ilícito usará una cuenta bancaria, cualquiera que tenga más de dos dedos de frente entiende que los dineros de procedencia oscura se manejan en la sombra, mano a mano, dinero cash, no en un banco, porque los bancos al estar supeditados a los controles cuidan su reputación como parte del sistema financiero.

Y aquí si queda como anillo al dedo la frase quijotesca, en que hay momentos y lugares en que no cabe un tonto más, porque resulta extraordinariamente absurdo creer que desde un estamento legal se piense que los delincuentes son bobos como para apostar su dinero en la política a través de un banco donde dejarán la huella más visible para que les deduzcan responsabilidades. Cuando el dinero sucio entra en la política se entrega por debajo de la mesa, en las películas y narconovelas hemos visto como los capos de la droga citan a los políticos y les entregan el dinero de persona a persona. O encargan a interpósitas manos para entregar sus aportaciones a los candidatos.

De allí que nos parece que es una grandísima tontería pensar que los políticos recibirán dinero en una cuenta bancaria, sabiendo lo estrictamente vigiladas que están estos procesos en la actualidad. Lejos de impedir la transferencia de dineros ilícitos para apoyar a un candidato lo que están haciendo es bloquear el desarrollo de la campaña, matándola a través del silencio forzado por la ausencia del entusiasmo que es provocado por el colorido de los anuncios de los candidatos. En cambio, dejan a sus anchas a los políticos que reciben dineros del extranjero, que les llega aquí de cualquier manera o lo van a recoger al exterior. Por eso no fue extraño que a un connotado político le encontraran un maletín lleno de dólares en una revisión rutinaria en el aeropuerto.

Hay que ser demasiado tonto o por el contrario, estar evidentemente del lado que busca escamotear las elecciones, como para restringir de una manera feroz a los partidos tradicionales como el Partido Liberal y Partido Nacional, para que sus movimientos puedan abrir cuentas de banco para recibir donaciones y aportaciones para desarrollar la campaña de las primarias. Pero si es así, más que una tontería es una amenaza voraz que pone en peligro las próximas elecciones primarias.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 2 de febrero de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *