La República de los Gaznápiros

septiembre 1, 2022

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Por donde miremos, la política hondureña atraviesa muy malos tiempos; nuestro país no tiene líderes sólidos, sobran los populistas que se aprovechan de la crisis de buen liderazgo, que dicen despreciar la corrupción pero apenas llegan al poder y vemos cómo les encanta nadar en las mismas aguas. El caldo de cultivo para que LIBRE ganara las elecciones fue la corrupción del gobierno nacionalista de JOH, pero al arribar a las esferas del gobierno, LIBRE ha dado catedra de arbitrariedad que es la forma más abierta de practicar la corrupción.



El trato deleznable que en forma sucesiva protagonizan diputados de LIBRE contra sus adversarios en el seno del hemiciclo legislativo, es un ejemplo de la política de mala calaña practicada últimamente contra diputadas de los partidos adversarios. El mal trato con que el diputado suplente de LIBRE, Manuel Rodríguez, la emprendió contra la honorable diputada Suyapa Figueroa, una respetable profesional de la medicina, es el envalentonamiento propio de un gaznápiro arrabalero, con la capacidad de destruir reputaciones en minutos haciendo gala de un discurso chocarrero. En este Congreso Nacional se ha visto cómo los diputados de LIBRE agreden a las diputadas de su mismo partido sin que haya una intención de ponerle coto a estas conductas de corte vandálico que ni siquiera se ven entre los mecapaleros de los mercados.

Comenzando por el Congreso Nacional donde hay un desprecio por la verdad, quedamos atónitos, viendo cómo la resonancia de mentiras se ha ido apoderando del escenario legislativo, cuando los diputados de LIBRE impulsan cosas nada edificantes para el bienestar de la nación; todo lo que se está introduciendo en el Congreso va en función de un acaparamiento de poder para establecerse a perpetuidad en la dirección del país. Estamos ante una amenaza inédita contra la democracia, con un proyecto deliberado para distorsionar la realidad. Lo vemos en la alteración premeditada de los símbolos patrios que conforman el yunque del civismo en nuestro país. Comenzaron mochando el Escudo Nacional hasta volverlo una figura grotesca que carece de los elementos representativos de la nación, y han rayado en el abuso al dislocar las notas del Himno Nacional. Como bien lo ha explicado el historiador nacional don Nahum Valladares y Valladares, el Himno Nacional es la descripción más fiel de la historia del país y en general de nuestra nación. Sus notas musicales y su letra son sagradas.

Por supuesto que trastocar los símbolos patrios no es algo casual, forma parte de la estrategia del Foro de Sao Paulo, que contempla la destrucción de los símbolos patrios como uno de los objetivos para debilitar el aspecto cívico de los países. En uno de los incisos de la declaración del Foro de Sao Paolo, como parte de la desestabilización de los países, está el proyecto de destrucción de los símbolos nacionales. Trastocar símbolos como el Escudo y distorsionar la música original del Himno Nacional, responden al proyecto destructivo de los símbolos del país, contemplado en la declaración del Foro de Sao Paulo. Con el cambio del azul marino de nuestra bandera al azul turquesa, hicieron la maldad por ignorancia, porque lo cierto es que el turquesa es el verdadero color reglamentado para nuestro pabellón. Es posible que al ver su maldad convertida en un acierto, corran a hacer de nuestra bandera un pedazo de trapo con los colores rojo y negro.

Como en el actual gobierno no hay un modelo que tenga en cuenta las necesidades y los legítimos anhelos de los ciudadanos, lo que aparece en el horizonte no es una preocupación por el bien común, para la buena convivencia de todos los hondureños, sino que lo que se ve es el ejercicio del poder para consolidar un régimen autoritario que pronto podría arrasar con la libre iniciativa para imponer los designios del gobierno, que es cuando se instaura una verdadera dictadura, porque no es tan dictador el simple soberbio, el que solo tiene matices autoritarios. Una verdadera dictadura es aquel gobierno que a cada paso que da no esconde su intención de monopolizar el poder, lo que consigue cuando los sectores democráticos se descuidan dándole espacio al dictador para que avance, avance y avance, hasta que controla todos los poderes.

Ya empezamos a verlo hasta en la milicia de Honduras, cuando un militar discursea con el mismo tono de los populistas es porque LIBRE ha avanzado en el control de las Fuerzas Armadas. El discurso del coronel Roosevelt Hernández, comandante de la Policía Militar de Orden Público, lo develó con el estilo mequetrefe del seudo militar populista. Entonces, como dijo el célebre MARGARITO PÉREZ Y PÉREZ, ya estamos amolados primero Dios. El líder de LIBRE ha avanzado más rápido de lo que suponemos; esta es la desgracia de la democracia, ser tan esplendida para permitir que sus enemigos actúen a sus anchas para destruirla y apoderarse del país.

Entonces, lo que nos queda para defender la democracia son los políticos situados en el lado democrático, a los que no creo que sea mucho pedirles que depongan sus egos, sus puras pretensiones partidistas y su sectarismo partidario. Y se dispongan a defender fervorosamente el mejor proyecto para ellos y para todos los hondureños, que es: PROTEGER LA DEMOCRACIA. El deseo para lograrlo es grande, pero la necesidad es mayor. De lo contrario, para nuestra desgracia, Honduras pronto sería el reino de los gaznápiros.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 1 de septiembre de 2022.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




buy windows 11 pro test ediyorum