La próxima generación de vacunas COVID-19 basada en proteínas ya está en Fase 1

febrero 9, 2021

La formulación de la vacuna líquida es estable durante al menos 6 meses a una temperatura de 2 a 8 ° C.

Australia

Desde que China publicó al mundo hace más de un año la información genómica sobre el coronavirus SARS-CoV-2 del síndrome respiratorio agudo severo se han realizado muchos esfuerzos en todo el mundo para desarrollar una vacuna adecuada para combatirlo.



Tres de ellas que alcanzan más del 90% de eficacia, están autorizadas y comienzan a aplicarse, un verdadero hito científico a nivel internacional. Sin embargo, el coronavirus sigue siendo una gran amenaza en todo el mundo y el desarrollo de nuevas vacunas sigue siendo esencial.

En The Lancet, un equipo de la División de Pediatría de la Universidad de Australia publicó un estudio de Fase 1, el primero en humanos, de búsqueda de dosis y de justificación de adyuvantes en testeos de una vacuna de proteína de subunidad de pico trimérico estabilizada (SCB-2019). Esta vacuna se diferencia de las ya aprobadas en que utiliza un trímero proteico estabilizado como antígeno.

Los investigadores utilizaron Trimer-Tag, una proteína derivada del extremo C del procolágeno de tipo I humano, que conserva la conformación trimérica de la proteína espiga del SARS-CoV-2 y no se ha utilizado previamente en ensayos clínicos.

Un ensayo clínico de fase 1 se detuvo en diciembre pasado debido a que el clamp molecular indujo anticuerpos reconocidos por las pruebas del VIH en los participantes del ensayo después de la inoculación. Es poco probable que las vacunas Trimer-Tag encuentren un problema similar.

El ensayo actual evaluó tres dosis de proteína (3 μg, 9 μg o 30 μg) sola o con una dosis fija de AS03, un adyuvante de aceite en agua o el agonista de TLR9 CpG combinado con Alum (CpG / Alum). La vacuna requiere un régimen de dos dosis, similar a las vacunas aprobadas actualmente, administradas en un intervalo de 21 días.

La formulación de la vacuna líquida es estable durante al menos 6 meses a una temperatura de 2 a 8 ° C, lo cual es una ventaja adicional importante cuando se intenta inmunizar a las personas en entornos difíciles en todo el mundo.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *