La nueva apuesta electoral del 2021

diciembre 4, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Tres partidos políticos, el Partido Liberal, el Partido Nacional y el Partido Libertad y Refundación presentaron sus planillas de movimientos internos que participarán en las elecciones primarias el mes de marzo del próximo año, un evento electoral que está revestido de dos aspectos que forman parte de las reformas electorales. La primera es que estas elecciones primarias estarán bajo la supervisión y control del Consejo Nacional Electoral, mientras que anteriormente eran los partidos por su propia cuenta los que dirigían sus comicios internos para escoger sus candidatos a la presidencia, diputados y alcaldes. El hecho de que el máximo organismo en materia electoral asuma la conducción del evento interno de los partidos, además de que reviste de seriedad el proceso, es una garantía que fortalece el sistema electoral hondureño desde su origen que parte en el momento que los partidos realizan su escogencia de candidatos. Con la nueva estructuración del máximo organismo electoral, que ahora es un Consejo Nacional Electoral, los institutos políticos representados continúan rigiendo sus propios destinos nada más que ahora tutelados por un organismo que tiene concepción constitucional.



El segundo aspecto, es que los electores tendrán su nuevo documento de identidad para ejercer el sufragio, mientras que la actual tarjeta perderá su vigencia en el momento que al ciudadano le sea entregado la identidad nueva que deberá estar en manos de los hondureños antes de las elecciones primarias de marzo. Como podemos ver, estas elecciones primarias serán una nueva apuesta electoral, que responde a las exigencias de la sociedad y de los mismos partidos políticos que venían reclamando reformas que se hicieran efectivas antes de ir a nuevas elecciones.

Las elecciones primarias son fundamentales para garantizar el sostenimiento de la democracia a través de la alternancia en el poder; el costo económico es el que requiere toda democracia para garantizar el sistema de vida en libertad, que no solo es el que nos gusta a los hondureños sino que, está más que probado es el que garantiza a las personas vivir en el marco más amplio de libertades. Sin elecciones primarias no se pueden escoger democráticamente a los candidatos presidenciales, candidatos a diputados y alcaldes. Prescindir de las elecciones primarias es abandonar a los partidos para que escojan a sus candidatos en la forma primitiva cuando los caudillos y los grupos de poder eran los que decidían quienes serían los candidatos, quitándole esa facultad a los ciudadanos que es a quienes corresponde elegir.

El costo de la democracia no es tan alto como creen algunas personas que vienen batallando por la supresión de las elecciones primarias, con el argumento que es un costo que deben asumir por su cuenta los propios partidos políticos, una apreciación totalmente errónea, porque el proceso electoral es una actividad que debe ser tutelada por el Estado y por lo tanto es quien debe asumir los costos. Si en algún momento el proceso electoral interno les fuera concedido a los partidos políticos, para que lo administren y desarrollen a su entero gusto, habría el riesgo enorme de que fuerzas extrañas que manejan muchos recursos mal habidos se apoderen del control de las elecciones, en las que ya han tenido una incidencia peligrosa al colocar piezas de su conveniencia en cargos electorales de los partidos políticos.

Esta vez el evento electoral primario será administrado y dirigido por el CNE, y los electores estarán regulados automáticamente por el nuevo documento electoral que a su vez está blindado por el nuevo censo que por las regulaciones que tiene evitará que se cometan los resabios del pasado, cuando una persona tenía varias tarjetas de identidad, algo que nunca pudo controlar el viejo RNP, más bien, hay evidencias que desde ese organismo operaban activistas y funcionarios de los partidos para dotar de varias tarjetas de identidad a una misma persona, por supuesto que para hacer mal uso o uso indebido de ese documento.

En este sentido las elecciones primarias de marzo serán una nueva apuesta electoral, donde tres partidos políticos elegirán a sus candidatos que competirán en las elecciones generales de noviembre del 2021, con las cuales los hondureños nos garantizaremos la alternancia democrática, mediante unas elecciones limpias. Estas elecciones primarias serán diferentes a las elecciones anteriores, los votantes no aparecerán ni desaparecerán misteriosamente como ha ocurrido en elecciones anteriores. Una sola persona tendrá un solo documento de identidad y no varios documentos para cometer irregularidades.

En el sumun de la paradoja el candidato del Partido Salvador de Honduras, señor Nasralla, ha expresado que será mejor votar en marzo con las tarjetas viejitas, un verdadero esperpento que viniendo de Nasralla no es nada extraño, pero es un punto sobre el cual el líder del nuevo partido debe reflexionar porque desde que entró a la arena política Nasralla viene acusando que todas las elecciones en Honduras son fraudulentas. Y ahora, dándose con la piedra en los dientes, reclama que los hondureños voten con la identidad viejita con la cual se cometieron muchas acciones irregulares por su fragilidad como documento de identidad.

Sin embargo, como se trata de ir por la vía equilibrada, enderezando todos los entuertos que salpicaron las elecciones hondureñas en el pasado, lo que diga el líder-propietario del Partido Salvador Honduras es el mejor argumento para no repetir los errores del pasado. Es decir, en un evento electoral el consejo menos indicado a seguir es el que parte de los caprichos de un aspirante que, muy similar al señor Donald Trump, quiere que las cosas se hagan atendiendo su sello personal. Esta vez, lo personal queda en el cajón de la basura, lo que se atiende y pesa para que el evento electoral se realice sin conflictos, es la decisión institucional colegiada que emana del Consejo Nacional Electoral.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 4 de diciembre 2020.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *