La misteriosa desaparición del líder norcoreano Kim Jong-un. ¿Está vivo o muerto?

abril 26, 2020

Kim, que se cree tiene 36 años, obeso, gran fumador y con viejos problemas de salud, está siendo objeto de numerosas noticias y múltiples rumores que incluso lo han llegado a dar por muerto, con poca certeza sobre su verdadero estado de salud.

Corea del Norte

El líder norcoreano Kim Jong-un está “vivo y bien”, afirmó el asesor de política exterior de Corea del Sur, Chung-in Moon.



“Kim Jong Un está vivo y bien. Ha estado en el área de Wonsan desde el 13 de abril. Hasta ahora no se han detectado movimientos sospechosos”, dijo Moon.

Sin embargo, Jong-un no ha sido visto públicamente desde el 11 de abril, cuando dirigió una reunión del comité de gobernadores del Partido de los Trabajadores, de acuerdo con los medios estatales de Corea del Norte.

El subdirector de Televisión por satélite de Hong Kong (HKSTV) Shijian Xingzou había afirmado que una “fuente muy sólida” le dijo que el líder de 36 años había muerto.

Un medio de comunicación japonés había afirmado que el norcoreano estaba en un “estado vegetativo” después de someterse a una cirugía cardíaca a principios de mes.

Kim, que se cree tiene 36 años, obeso, gran fumador y con viejos problemas de salud, según distintas fuentes, está siendo objeto de numerosas noticias y múltiples rumores que incluso lo han llegado a dar por muerto, con poca certeza sobre su verdadero estado de salud.

La última aparición pública del dictador norcoreano fue el 11 de abril, cuando presidió una reunión del buró político del Partido de los Trabajadores, de la que dio cuenta la propaganda norcoreana al día siguiente.

La agencia oficial norcoreana KCNA, que acostumbra a cubrir con mucho esmero las actividades del líder de ese país, está reproduciendo estos días mensajes que supuestamente ha enviado o recibido de políticos de otros países.

La radio estatal también señaló hoy que este domingo Kim había enviado sus felicitaciones a unos trabajadores de la ciudad de Samijiyon, sin mayores detalles y sin que se oyera su voz.

De Kim no se ha publicado ninguna foto desde hace medio mes, ya sea visitando instalaciones civiles o militares, o supervisando ensayos balísticos o artilleros, a los que suele asistir para dirigir las operaciones, según la propaganda oficial.

De hecho, estuvo ausente en la prueba más reciente, el 14 de abril pasado, cuando Corea del Norte lanzó varios misiles de crucero antibuque a aguas del Mar de Japón (Mar del Este para las dos Coreas).

También se ausentó el 15 de abril en una fiesta norcoreana, el Día del Sol, cuando se celebra el nacimiento del fundador del país y abuelo del actual dictador, Kim Il-sung (1912-1994), lo que siguió alimentando las sospechas.

No es la primera vez que desaparece de la vista pública Kim. En 2014 estuvo ausente de los focos durante 40 días y reapareció cojeando a raíz de lo que los servicios de inteligencia surcoreanos creen que derivó de una operación en un tobillo.