La historia desmentida

enero 8, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Evocar una posible Tercera Guerra Mundial por los acontecimientos entre Irán y EEUU, equivale a ansiar un conflicto catastrófico que no es descartable en el futuro, pero a decir de los expertos europeos y norteamericanos, todavía no es algo que esté a la vuelta de la esquina. Guy Sornan, uno de los notables pensadores y filósofos europeos que radica en Nueva York, escribe con frecuencia en el influyente Diario ABC de Madrid, demostrando en sus artículos una ecuanimidad admirable, misma que le hace expresar consideraciones en las que podemos guiarnos y aprender a interpretar los vericuetos mundiales que desde este pequeño terruño no alcanzamos a profundizar, extraviados como casi siempre andamos en nuestros avatares criollos.



Dice Guy Sornan que EEUU debe cuidar ahora mucho más que antes su retaguardia nacional, porque en la tierra del Tío Sam hay una pluriculturalidad en la que se distingue una vasta presencia musulmana que tampoco es como para rendirse por el miedo, porque los musulmanes, por lo general, son personas respetuosas y agradecidas. Pero habrá entre ellos más de algunos que profesan la fidelidad ancestral, y por lo tanto admiradores y férreos defensores de sus valores nacionales, entre ellos dogmáticos y fundamentalistas radicales.

No podemos cometer el disparate de querer analizar el fondo de estos conflictos del medio oriente cuando apenas somos receptores de sus refracciones por lo que leemos y escuchamos en las noticias internacionales, pero de lo que si estamos seguros es que esta guerra inicial entre Irán y EEUU ya está dejando consecuencias inmediatas en el aspecto económico, a través del encarecimiento del petróleo. De allí que cualquier proyección nacional para este año que se haga en Honduras, no será objetiva si no se toma en cuenta la alta incidencia que producirá el incremento de los precios de los combustibles en todas las decisiones que se adopten.

Si nos guiamos por las luces que emana Guy Sornan podríamos confiar que el conflicto Irán-EEUU no provocará una guerra mundial, porque ni China, ni Rusia, ni Inglaterra han demostrado querer meter las manos en este fuego, entretanto, Irán no tiene capacidad para librar una guerra con EEUU, aunque sí tiene motivos suficientes para hacer daño por medio de lo mejor que saben hacer los iraníes, que son los actos terroristas. Entonces, desde esta pequeña parcela del continente, en lugar de guiarnos por las corrientes del chismorreo internacional que se propalan por el internet, mejor dediquémonos a preocuparnos por lo nuestro que es lo que está a nuestro alcance y lo más importante.

Hay que fomentar una actitud optimista en nuestros compatriotas para enfrentar los grandes desafíos que a su vez requieren de grandes esfuerzos para crear perspectivas prometedoras en beneficio de la nación y de todos los hondureños. Porque últimamente hay una nutrida corriente de personas que están en la palestra de la opinión pública caminando en la única dirección del pesimismo, con el deliberado propósito de sembrar en la mente de los hondureños que aquí todo está perdido, cuando eso no es la realidad que vivimos. Si bien es cierto que la situación económica de Honduras no es de bonanza, tampoco es cierto que nuestro país es una nave hundiéndose.

Las autoridades que nos gobiernan en este momento no están cruzadas de brazos, todos los días están realizando diversas acciones para mejorar las condiciones del país. La última iniciativa lanzada este día es un plan de vivienda que pone la solución habitacional al alcance de muchos jefes de familia a través de BANHPROVI. El alivio de la deuda es un gran propósito de Estado que mejora el flujo del presupuesto familiar, y así, en el mismo orden, no hay día que no se anuncien medidas, que entre todas juntas dejan una repercusión positiva en la población.

Es imperativo fomentar entre los hondureños la actitud positiva por encima de las tendencias negativas y disociadoras que parecen ser el único argumento que tiene una clase que ha surgido al calor de una oposición que trabaja como las gallinas ciegas, haciendo daño, con el único propósito de hacerse sentir que son capaces de dañar.

En las encuestas de inicio de año que han hecho varios periódicos se refleja un interesante cruce de opiniones de ciudadanos que en su mayoría ven con optimismo el 2020, sobre una minoría que no ve luces favorables en el comienzo de este nuevo año. En el ámbito nacional de lo que más se habla hoy es de nuevos emprendedores que han superado las frustraciones, siendo ellos su propio motor, moviéndose en positivo gracias a las oportunidades financieras que cada día están más al alcance.

Dejemos que sean otros los que cuenten la historia de una guerra mundial que según Guy Sornan por ahora está muy lejos, apenas un conflicto entre dos o tres países. ¡Los hondureños dediquémonos a librar nuestra propia guerra que debe ser contra los pesimistas y contra la pobreza mental!

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 8 de enero de 2020.