La gran asignatura pendiente

febrero 7, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La gran asignatura pendiente que sigue teniendo Honduras es educación. La historia educativa de nuestro país ha estado dominada por la buena voluntad de las autoridades, alguna participación de los padres de familia, pero sigue arrastrando enormes déficits, que no son exclusivos de Honduras. Pero como a nosotros lo que nos interesa es que los hondureños nos ocupemos de nuestros grandes problemas, y dejar de pensar que serán otros países los que nos saquen del atolladero, nos hemos reunido un grupo de profesionales, que nos consideramos hondureños bien nacidos, que sabemos que tenemos una deuda con nuestro país, siendo que todos somos producto de la educación pública, y que en un determinado momento fuimos tocados por el brazo protector del Estado hondureño para salir adelante con nuestra formación educativa.



Este grupo de profesionales que conformamos el Consejo Editorial de Televisión Educativa Nacional (TEN) Canal 10, nos reunimos hace dos semanas y decidimos imponernos la tarea de acompañar el proceso de transformación del sistema educativo propuesto por el gobierno a través de la Secretaría de Educación, contando con el apoyo de una junta de notables profesionales, entre los cuales hay distinguidos ciudadanos con experiencia en el ramo.

El Consejo Editorial de TEN Canal 10, en sus primeras dos reuniones para hablar sobre el enorme desafío que contrae el loable propósito de transformar el sistema, para tener una educación con calidad para todos, acordó acompañar el proceso abriendo un debate educativo de manera sostenida a través de todos los espacios de Canal 10, con autoridades de la Secretaría de Educación y los miembros de la junta de apoyo, para revisar las facetas relevantes del sistema educativo, en la más completa e integral discusión pública, partiendo de que en el Plan de Nación se propuso que la principal tarea del Estado es la completa formación del hondureño, para tener nuevas generaciones de ciudadanos debidamente preparados para llevar a Honduras a un sitial desarrollado.

Teniendo en cuenta que, el modelo educativo que hemos tenido a lo largo de nuestra historia continúa siendo residual y fraccionario del conocimiento, los hondureños que hemos sido fruto de este sistema, aun con nuestra mejor buena voluntad no hemos sido capaces de lograr mejores condiciones de vida en el país. Pero lo que más nos ha empobrecido como nación, no solo como individuos, sino como sujetos activos integrantes de la nación hondureña, es el factor de naturaleza política y social, especialmente  la clase política que al dirigir los destinos del país, le ha puesto una escasa atención al tema educativo, que sigue siendo atendido en forma insuficiente y fragmentaria.

La educación es la primera discontinuidad en la historia de Honduras, porque los gobiernos hondureños han enfrentado el tema educativo con una agenda particular, con el sello personal de los presidentes, como si el problema educativo pudiera resolverse bajo la óptica de una persona. Esa forma de ver el problema educativo, de poco o nada ha servido, porque se maneja un presupuesto considerable, se medio sostienen los centros educativos, no se capacita a los profesores como debería hacerse y el gobierno coloca a un ministro al frente de una Secretaría, delegándole todas las funciones para hacer y deshacer en el sistema, y lo mejor que han hecho los ministros es lo segundo.

El sistema educativo hondureño está lleno de lagunas y aunque parezca increíble en Honduras hay muchos profesionales formados al más alto nivel en el tema educativo, en diferentes universidades del mundo y sin embargo no han sido incorporados en la conducción de los procesos que los gobiernos han desarrollado en diferentes épocas para buscar mejoras en la educación hondureña, demostrando que, como país somos cada vez más pobres porque desperdiciamos el recurso humano preparado y calificado para aportar sus conocimientos en la búsqueda de un sistema educativo con calidad.

El sistema educativo hondureño ha desempeñado con su contenido, un papel acorde a la condición de país subdesarrollado, pero los hondureños de esta época, que estamos conscientes que con este modelo educativo seguiremos siendo un país cada día más pobre y subdesarrollado, consideramos que tenemos el deber ineludible de provocar un viraje positivo para acercarnos a un modelo educativo que procure una educación con calidad para todos. Y eso requiere no solo tener profesores más capacitados y mejor remunerados y llegar a la mayor cobertura educativa, sino contar con otros factores que hacen la diferencia entre la educación tradicional y los nuevos modelos educativos que han puesto en práctica varios países del mundo que testimonian su progreso gracias a una educación con calidad para todos.

La coyuntura está dada, el gobierno hondureño ha anunciado una cuantiosa inversión para transformar el sistema educativo, y cuenta con el respaldo de una junta de notables para apoyar a la Secretaría en este propósito. Por nuestra parte, los miembros del Consejo Editorial de Canal 10, Televisión Educativa Nacional, nos sumamos a este propósito mediante la apertura de un debate eminentemente educativo, para acompañar el proceso de transformación, provocando una discusión permanente, diaria, de la problemática educativa. Dejaremos a un lado las puerilidades y hablaremos de educación. El compromiso de Estado que asume el Consejo Editorial de Canal 10 va dirigido a tener una educación que nos forme para saber qué país queremos.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy jueves 7 de febrero de 2019.