La extraña condición del coronavirus que mata silenciosamente a algunos enfermos

mayo 5, 2020

Los médicos están confundidos ante este efecto del coronavirus, pues aún no saben si se trata de otro tipo de daño causado por la enfermedad o de una compensación del organismo.

Reino Unido

Uno de los factores por lo que el nuevo coronavirus COVID-19 es tan peligroso, es porque todavía hay muchas de sus características que la ciencia desconoce. Una de ellas ha provocado varias advertencias por parte del personal de salud en los últimos días: la llamada “hipoxia feliz”.



¿Y qué es la hipoxia feliz? Se trata de una extraña condición del coronavirus que mata silenciosamente a algunos enfermos y que consiste en una falta de oxígeno en el enfermo que es sumamente grave, pero que pasa inadvertida. Quienes la padecen, pueden hablar normalmente, a pesar de que su nivel de oxígeno en la sangre es tan bajo como para causar un desmayo o, incluso, la muerte.

Según un reporte de The Guardian, algunos pacientes que han acudido a los servicios médicos de Reino Unido, muestran niveles de oxígeno incluso por debajo del 50 por ciento, cuando una persona sana debe presentar una saturación de oxígeno de al menos el 95 por ciento.

“Estamos viendo saturaciones de oxígeno muy bajas y no nos damos cuenta de eso. Por lo general, no veríamos este fenómeno en la influenza o la neumonía adquirida en la comunidad. Es mucho más profundo y un ejemplo de fisiología muy anormal que se presenta ante nuestros ojos“, declaró el doctor Jonathan Bannard-Smith, consultor en cuidados críticos y anestesia en el Manchester Royal Infirmary, a la publicación.

Los médicos están confundidos ante este efecto del COVID-19, pues aún no saben si se trata de otro tipo de daño causado por la enfermedad o de una compensación del organismo.

Es del conocimiento médico que, con una saturación de oxígeno del 75 por ciento, una persona suele perder el conocimiento y el corazón, el cerebro y otros órganos vitales están en riesgo, pero algunos enfermos de COVID-19 pueden sólo sentir frío con un nivel tan bajo como el 30 por ciento de oxígeno. Lamentablemente el pronóstico para los pacientes que sufren esta condición no es alentador.