La desorientación internáutica

marzo 6, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La continua voz de alerta que estamos dando los medios de comunicación por la acelerada disrupción tecnológica, a través del internet, tiene que llegar a los niveles de la toma de decisiones en el país, muy directamente al hemiciclo legislativo, donde se elaboran las distintas leyes que tienen la finalidad de regular aquellos avances, aparentemente beneficiosos para la sociedad, como es el desarrollo tecnológico, pero en cuyos contenidos también rebota una cantidad de desorientación en forma de juegos, que resultan ser una fatalidad para los niños y jóvenes de nuestro país.



Esos contenidos están siendo moldeados por los motores de las redes sociales, entre los cuales hay ingenieros que han desarrollado una tecnología de entretenimiento que en nada contribuye al fortalecimiento de valores de nuestra población infantil, que es la gran consumidora de los juegos tecnológico que inundan los canales de las diversas redes sociales, a los cuales tienen acceso niños y jóvenes, toda vez que dispongan del aparato celular. Desde hace unos 20 años, el internet ha cambiado hábitos en el mundo provocando una verdadera revolución internáutica, que tiene muchos beneficios, pero que, a la par han surgido las mentes malvadas dentro de los más altos niveles de la ingeniería, creando las figuras más espantosas que les aparecen a los niños en sus teléfonos incitándolos a jugar con la muerte.

El sistema tecnológico es un festín de libertinaje, los únicos que pueden regular que los niños no accedan a los juegos inconvenientes son los padres de familia, pero como estos no pueden estar junto a sus hijos las 24 horas, una vez que los hijos disponen del teléfono con internet pueden entrar a las distintas redes sociales y allí, aunque no busquen ciertos juegos, estos se les aparecen como figuras deformes, siendo la última una que se asemeja al malogrado Michael Jackson, con un rostro que espanta, pero dotado de todas las virtudes bailarinas del cantante y de paso, marcando un ritmo peligroso que incita a los usuarios infantiles y juveniles a quitarse la vida.

Esta revolución de la tecnología usada con juegos diabólicos es dañina y si se quiere mortal, porque las mentes diabólicas que crean los juegos fatales son personas desequilibradas que responden a una determinada orden, de las tantas que existen en los países desarrollados, donde es algo normal retar a la muerte y no temer a perder la vida. En este sentido, no es cuestión ahora de tener que sentarse al ordenador para jugar estas partidas infernales que traen las redes, basta un celular con conexión de internet y el niño o el joven, navegan por un mundo amplio donde hay tantas cosas buenas, pero últimamente hay muchas cosas malas.

Y lo grave es que no hay poder creado para manipular o para remodelar desde los celulares y las computadoras, los contenidos malsanos, una vez que se tiene el celular o el ordenador, por la complejidad del mundo digital que es mejor manejado por niños y jóvenes que por los adultos; quienes crean los juegos diabólicos, y que conocen que son los niños y los jóvenes los que entienden mucho menor el manejo internáutico, hacia ellos es que dirigen una cantidad de contenidos satánicos que deforman la mente de los menores hasta idiotizarlos y controlar su pensamiento.

Todo el mecanismo defensivo que se puede establecer contra este aluvión infernal que viene a través del internet, está en manos de los padres de familia, que deben estar más atentos en estos tiempos al uso que sus hijos le dan a los ordenadores y a los celulares.

Está por surgir un debate sobre la necesidad de transformar el sistema educativo hondureño, en el que se involucrará fundamentalmente a los padres de familia, a los  maestros y a las autoridades políticas responsables de las tomas de decisiones. Será esa instancia una magnífica oportunidad para que los padres de familia, que son un factor clave en la transformación del sistema educativo que forma a los niños, conozcan y a la vez aporten ideas, cómo deben regularse los accesos de niños y jóvenes a los juegos que han surgido gracias a esa disrupción tecnológica, que los ciudadanos no tuvimos el alcance de concebir que podía ser aprovechada por las mentes diabólicas de los más habilidosos ingenieros que son tan creativos para lo bueno como también para lo malo.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 6 de marzo de 2019.