La democracia no ha fracasado

diciembre 7, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Si por el triunfo del Partido LIBRE algunos llegaran a pensar que la democracia ha fracasado, es bueno aclararles que nunca como hoy la democracia está más viva en Honduras y en la mayor parte del mundo. Se equivocan quienes plantean que por estos resultados electorales la democracia ha entrado en crisis, porque siendo el sistema más vivo en todos los escenarios, como muy bien lo ha afirmado el maestro español de periodistas, José María Carrascal, la democracia lleva la crisis por dentro, porque es el único sistema de gobierno que vive en un perpetuo cambio, adaptándose a las circunstancias que van surgiendo conforme avanzan los procesos democráticos. Y tiene razón el maestro Carrascal, porque un sistema que no sufriera cambios no sería de este mundo.



Es posible que para miles de hondureños sonaron las alarmas cuando el domingo 28 de noviembre los resultados desde el primer conteo dieron una ventaja inobjetable a Xiomara Castro, por el temor de un triunfo de la candidata de la izquierda, declarada confesa militante del Socialismo del Siglo XXI. Sin embargo, no es que el temor sea infundado, lo que no debe ser es tener un temor exagerado, porque en este momento gracias a la democracia, los hondureños comenzamos a reinventarnos en un debate parlamentario donde hay una diversidad de aspirantes a las diputaciones que hacen la fuerza por entrar en la configuración de la nueva estructura parlamentaria hondureña.

Lo mejor que podría pasar en el Congreso es lo que está pasando, en que no hay una fuerza predominante, sino que para elegir la junta directiva todos los partidos deben acudir a celebrar un acuerdo que es casi seguro evitará que sea un solo partido el que pueda quedarse con el monopolio del poder, lo cual no es conveniente en ningún momento para Honduras. Si LIBRE llegara a controlar la directiva del Congreso, tendríamos el poder absoluto del país en las manos de un solo partido y si eso es lo que se detestaba en el período anterior, ¿por qué sería bueno en este nuevo período?

Los partidos que pasan a la oposición: Partido Liberal y Partido Nacional, más algún diputado de otro partido, deben hacer un esfuerzo supremo por coaligarse para obtener el control del Congreso Nacional para equilibrar el poder en el país. Y no es para echarle tierra y oponerse a todo lo que pretenda hacer la nueva Presidenta Xiomara Castro. Al nuevo gobierno hay que respaldarlo y apoyarlo en todo lo bueno que se proponga hacer en beneficio del bienestar y el progreso del pueblo hondureño. A lo que los hondureños debemos echarle tierra es a la politiquería sectaria, que es la que no nos ha permitido abandonar las profundidades del subdesarrollo de las cuales hemos venido saliendo poco a poco, muy lentamente, debido a la mala visión y a la actitud casi anti hondureña de los líderes de los partidos políticos.

Hay muchas cosas buenas encaminadas. Hoy los habitantes de la zona sur, por fin han escuchado nuestras peticiones para que se hagan sentir respecto a la obra más trascendental que deja muy avanzada el gobierno de Hernández. Nos referimos a la unión de Amapala con tierra firme, que representa el cierre de lo que muy pronto será la segunda salida del Pacífico al Atlántico, convirtiendo a Honduras en la vía alterna al Canal de Panamá, para convertirnos en la nueva ruta comercial entre los países asiáticos y las ciudades de la costa este de EEUU. Cuando hablamos de este asunto, los políticos voltean a ver para otro lado, porque pareciera que a ellos lo único que les importa es, a unos tener el poder para disfrutar de los beneficios que derivan de él y a otros, la ambición desmedida para controlar el Estado por toda la vida.

El gobierno de Xiomara Castro debería imponerse como meta tener construido el Puente de Amapala en sus primeros dos años, para comenzar de inmediato a hacer lobby con Corea del Sur, Taiwán, Singapur, Indonesia, Malasia, Tailandia, Vietnam del Sur, Japón y China Continental, para que utilicen el canal seco de Honduras desde Amapala hasta Puerto Cortés, por donde pueden transportar sus mercaderías en un tiempo récord de tres a cinco días para estar en las grandes ciudades de la costa este de EEUU, donde está el mayor poder adquisitivo del planeta.

Honduras no saltará de la pobreza a la cumbre por la vía de la tecnología, eso nos llevará mucho tiempo, tampoco debemos tener esperanzas que el progreso nos vendrá del norte, Honduras saldrá de la pobreza al convertirnos en la nueva ruta comercial de los países asiáticos que buscan acortar distancia y reducir costos por una nueva vía que les permita poner sus mercaderías y productos en el menor tiempo posible en la costa este de EEUU.

Todo esto puede ser posible en democracia, Por eso es vital que el Congreso Nacional sea el equilibrio de poderes en Honduras, por eso es vital un acuerdo entre el PL y el PN para obtener la directiva del Congreso Nacional que garantice que el uso del poder esté repartido de manera equilibrada. Si liberales y nacionalistas piensan en función de Honduras deben tomar un acuerdo no para repartirse puestos y cargos en el Congreso, lo deben hacer para hacer de Honduras un ejemplo de verdadera democracia. Con un Poder Ejecutivo en manos de una Presidenta que es ferviente militante del socialismo del siglo XXII, pero con un Congreso Nacional dirigido por una oposición constructiva y democrática. Y de allí en adelante, todos a funcionar alrededor del mejor propósito que debemos tener los hondureños: trabajar por los mejores proyectos que hagan que Honduras avance y no se quede estancada en las sórdidas luchas de la politiquería barata.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy martes 7 de diciembre de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *