La cantidad de hombres con los que se acostó una ex adicta al sexo gracias a Instagram

noviembre 1, 2019

Laurie Jade Woodruff, autora de «Diario de una adicta al sexo», relata su cruda experiencia luchando contra su adicción

EEUU

Una madre ex adicta al sexo admitió que llegó a acostarse con alrededor de 200 hombres, con quienes se citaba de dos a tres veces por semana, algo de lo que ha llegado a culpar a la aplicación de Instagram.



Se trata de Laurie Jade Woodruff, conocida por haber publicado un libro donde relata sus experiencias como ninfómana y cómo llegó a sobreponerse de su adicción tras darse cuenta de que sus deseos la controlaban.

Woodruff ha señalado a Instagram como un factor de gran peso para alimentar su adicción al sexo, asegurando que actuaba como una droga en ella y exacerbaba sus deseos.

Esto debido a la gran facilidad con la que conseguía conocer pretendientes a través de la red social. Bastaba con vestir ropa provocativa, posar para una foto y subirla a su cuenta.

Era solo cuestión de minutos para comenzar a recibir halagos y mensajes privados de tono atrevido.

Laurie no piensa que la red social haya sido la causa de su adicción al sexo; sabe que es algo que se encuentra en ella desde que tuvo sus primeras experiencias sexuales siendo menor de edad.

Sin embargo, considera que Instagram contribuyó a que fuera «terriblemente fácil» sucumbir a la adicción y hacerla crecer desmedidamente.

La aplicación le permitía dejar de lado el tedioso proceso de ir a algún bar o gastar dinero en aplicaciones de citas, pues de forma gratuita y rápida iría directo a lo que buscaba.

Constantemente recibía mensajes de hombres que buscaban estar con ella. A algunos de ellos les gustaron sus fotos y la invitaban a salir, pero otros iban directo al grano y le decían de forma explícita lo que querían hacerle.

Un viernes por la noche, Laurie se dio cuenta de que había tocado fondo. Decidió salir con un hombre con el que había estado chateando en Instagram. Él parecía agradable, pero en la cama su actitud cambio drásticamente: se puso agresivo y ella salió corriendo apenas terminaron.

Otro punto crítico fue la muerte de su hijo en 2015, que perdió la vida luego de que ella se quedara dormida amamantándolo: el síndrome de la muerte súbita en lactantes.

Dos años más tarde, en 2017, dio a luz a su hijo Herny, pero al verse enviando mensajes a hombres mientras lo tenía en sus brazos supo que debía tomar las riendas de su vida.

Tras una intensa lucha, ha logrado sobreponerse a su adicción acudiendo a grupos de adictos al sexo. Además, ha escrito un libro relatando su experiencia, el cual se titula «Diario de una adicta al sexo».

Laurie sabe que de alguna forma siempre será adicta al sexo, pero asegura que ha aprendido a controlar sus deseos y canalizar esa fuerza hacia su carrera.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *