Juventus primer finalista de Cardiff

mayo 9, 2017

La Juventus de Turín es el nuevo finalista de la final de Cardiff luego de vencer por 4 goles a 1 en el global al Mónaco en las semifinales de Champions

Primeros minutos complicados para la Juventus, que a veces, parece defender con la suerte. Pero no es así, la confianza y al aplicación defensiva hacer que los bianconeros no permitan muchos goles en contra. Un balón al palo más el remate desviado de Falcao, recordó a los de Turín que la ventaja era solo de dos goles y que si el partido se les salía de control, esos tantos caerían facilmente.

Le puede interesar: Messi muestra colección de camisetas de rivales



El panorama no era el mejor. Khedira, quien regresó luego de cumplir un partido de suspensión, salió lesionados a los once minutos. Marchisio entró para recomponer el planteamiento de Allegri, técnico que ya sufrió una remontada contra el Barca, cuando dirigía al Milán.

Poco a poco la Juventus fue tomando el control. Un disparo de Dybala devolvió la tranquilidad a los aficionados que no miraban mucha actividad en ataque. Al minuto 30, apareció el Tigre Falcao para asustar el área rival. Buffon tapó a pesar de que el árbitro de líena señaló posición adelantada.

Vea también: Leveron entrena con Olimpia

Tal como en la ida, Daniel Alves encontraría la claridad. El brasileño tomó el balón en la banda derecha, observó la entrada de Mandzukic en un hueco dejado por la defensa monegasca. El croata cabeceó pero su remate fue rechazado por el arquero, aún así, Mandzukic no abandonó la jugada y anotó en el rebote. El gol del alivio para los italianos que sufrieron en los primeros minutos.

El bajón anímico del Mónaco hizo que la Juve atacara con más ahínco. Dybala se atrevió al golpear el balón fuera del área. El guardamete mandó el esférico al corner y de allí se dio origen al segundo. Subasic despejó con los puños y Alves llegó con potencia para anota un golazo desde afuera del área. De primera intención el brasileño remató, la pelota entró con una velocidad violenta y de esa forma llegó el 4 a 0 en el global.

En la segunda parte, Mbappé consiguió su pequeña recompensa luego de tanto insistir. En un tiro de esquina, el francés venció finalmente a Buffon cuando de rebote marcó el descuento. Un mal sabor de boca para el arquero que pretendía llegar a la final con solo dos goles encajados.

El Mónaco se volcó al ataque puesto que ya no tenían nada que perder. Pero su ataque ya no dio para más. El resto del encuentro se caracterizó por la tensión que generó una agresión de Gilk a Gonzalo Higuaín. El argentino se descontroló en contra de su rival y tuvo que ser tranquilizado para evitar una posible expulsión que lo inhabilitara de Cardiff.

El incidente no pasó a más y en la banca celebraran de ante mano en los últimos minutos. Allegri hizo honor a su apellido al sonreír cuando el árbitro pitó el final del encuentro. Juventus estará en Cardiff el próximo 3 de junio y mañana sabrá si el Atlético hace el milagro o si el Madrid ratifica su 3 a 0.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *