Jürgen Klopp levanta su noveno título como entrenador

junio 25, 2020

El club de Anfield se alzó campeón por primera vez desde 1990 tras la derrota del Manchester City a manos del Chelsea

 

Londres, Inglaterra



La Premier League conquistada este jueves por el Liverpool es el noveno título en la carrera del alemán Jürgen Klopp. El germano ganó cinco entorchados en su etapa en el Borussia Dortmund y suma tres con los «Reds».

Con los alemanes ganó dos Bundesligas (2010-2011 y 2011-2012), además de una Copa de Alemania (2012) y dos Supercopas alemanas (2013 y 2014).

Una vez aterrizó en el Liverpool, le costó varios años volver a conseguir un trofeo, pero lo hizo la temporada pasada con la conquista de la Liga de Campeones en el Wanda Metropolitano.

A la ansiada Champions, la sexta en la historia del Liverpool, le siguieron la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

Además, Klopp posee varios subcampeonatos. Quedó dos veces segundo en la Bundesliga, en la temporada 2012-2013 y en la 2013-2014, y una en la Premier League, en la 2018-2019.

También perdió el partido por el título en dos ocasiones en la Liga de Campeones, en la 2012-2013 con el Dortmund y en la 2017-2018 con el Liverpool. A esto habría que sumarle la final de la Liga Europa que perdió con el Liverpool en la 2015-2016.

«Es increíble ser campeón con este equipo»

Jürgen Klopp aseguró que es «increíble ser campeón con este equipo» después de levantar la primera Premier League en treinta años. El club de Anfield se alzó campeón por primera vez desde 1990 tras la derrota del Manchester City a manos del Chelsea.

«Es increíble ser campeón con este equipo. Ha sido muy fácil motivar a los jugadores por la gran historia que tiene el club. Es un logro increíble para mis jugadores, lo es todo lo que han hecho durante los últimos tres años», apuntó el alemán en declaraciones a Sky Sports.

El germano apareció en una conexión junto a la leyenda del Liverpool Kenny Dalglish, al que agradeció todo el apoyo que les ha dado.

Klopp, visiblemente emocionado y al borde de las lágrimas, también tuvo tiempo para bromear y señaló que él no ha tenido que esperar treinta años para levantar el título, sino solo cuatro y medio.