El periodista Jorge Montenegro es diagnosticado de cáncer

febrero 1, 2017

El reconocido periodista, locutor y artista, Jorge Montenegro, afirmó este miércoles que tiene cáncer.

Montenegro cuenta que, en una visita de rutina al médico, le detectaron pequeños quistes cancerígenos en todo el cuerpo, es por eso, que comenzarán a aplicarle quimioterapias.



El reconocido creador de «Cuentos y Leyendas de Honduras», dice que no cuenta con los recursos necesarios para enfrentar la enfermedad y si es necesario pedirá ayuda al gobierno y a la población.

Solicitó además, al Congreso Nacional que si le van hacer un reconocimiento por su trayectoria profesional, que lo hagan ahora que tiene vida, «y ya muerto para qué», comentó.

“Es un cosa pesada… No me aflijo, soy optimista y no me he puesto a llorar”.

Recordó que su confianza está en Dios y que no tiene por qué angustiarse, “la palabra dice que el toca se le abrirá y yo ya toqué”.

Biografía

Jorge Montegro nació el 15 de febrero de 1940 (76 años), en Tegucigalpa, Honduras, es un libretista, escritor de libros y columnista. Conocido por su trabajo en la recopilación y difusión de la tradición oral hondureña a través de su obra escrita y audiovisual a lo largo de los años.

Su madre, doña Josefa Montenegro Ayestas oriunda de Danlí. Estudió la primaria en la Escuela Álvaro Contreras ubicada en Barrio Abajo, Comayagüela y se graduó de Perito Mercantil y Contador Público.

Comenzó a trabajar en Radio Morazán, luego en Radio Comayagüela, más tarde ingresa a HRN y por último en Radio América. Actualmente trabaja en Radio Nacional Honduras. Cuenta con una trayectoria de 50 años en el periodismo. En diario La Tribuna escribe su famosa columna “Déjeme decir que…” publicada tres veces a la semana. Gracias a la ayuda de Oscar Flores logra ingresar a diario La Tribuna donde actualmente trabaja.

Editorialista de la de la revista CHEQUE, locutor, productor de Radio Nacional de Honduras, productor del programa radial «Montenegradas» en Radio América. Jorge Montenegro, por varias generaciones ha recopilado la riqueza folclórica de nuestro país para plasmarla en sus programas radiales, artículos y libros.

Su obra más sobresaliente es Cuentos y leyendas de Honduras, una obra muy misteriosa y entretenida para ver o escuchar en familia, o sea todos juntos», de la cual se ha publicado dos volúmenes. Misterios y algo más (incluye un CD con dieciocho grabaciones) en este libro se encuentran premoniciones, miedo, fantasmas y otras temáticas. Así se cura mi pueblo, es un libro de medicina natural. Jorge Montenegro recorrió todo el país para investigar las plantas medicinales que utilizan los hondureños (as) en caso de enfermedad o molestia. Extraterrestres el fenómeno ovni en Honduras, este libro lo creó a base de información encontrada en periódicos, revistas y otras fuentes que trataran sobre el tema. Cuando será el fin del mundo, trata sobre las profecías relacionadas con el fin del mundo. También cuenta con un libro de refranes populares y tres libros humorísticos.

Jorge Montenegro relata en una entrevista que cuando era niño escuchaba a su madre y a su tía María Manuela contar relatos y de allí nació el deseo de plasmar todas esas historias y darlas a conocer a los demás. A sus 24 años, el 9 de septiembre de 1964, se transmitió por primera vez su programa Cuentos y Leyendas de Honduras a través de Radio América.

Cuentos y Leyendas de Honduras ha entretenido a las generaciones hondureñas durante 50 años, actualmente se transmite el programa por Radio Nacional. En 1972 publica la primera edición de su libro Cuentos y Leyendas de Honduras, gracias al patrocinio de la empresa privada y de su amigo Juan Alberto Melgar Castro ex presidente de la República.

La película Cuentos y leyendas de Honduras se estrenó en octubre de 2014 y posteriormente fue exhibida en otros países. Se hicieron posible este proyecto los cineastas hondureños: Javier Suazo Mejía y Rony Alvarenga. La película está compuesta por cuatro cortometrajes de las reconocidas fábulas: “El cadejo”, “La sucia”, “La fiesta de ánimas” y “La taconuda”, cabe resaltar que la esencia de estas historias sigue siendo la misma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *