JICA entrega cinco nuevos voluntarios a contrapartes hondureñas

septiembre 19, 2019

El 20 de abril de 1965 en Japón, inició el Programa de Voluntarios Japoneses para la Cooperación en Ultramar

Tegucigalpa, Honduras

La Jefe de Asuntos Generales y Administración de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), Suzue Kotsubo, realizó la ceremonia oficial de la entrega de la misión japonesa No. 2019-1 Jóvenes voluntarios para la cooperación para el extranjero (JOCV) a las autoridades hondureñas para que se incorporen a trabajar en el interior del país.



Las contrapartes hondureñas, Adolfo Ruiz, Director de la Dirección Departamental de Educación en Gracias, Lempira; Reina Sosa, Subdirectora de Currículo y Evaluación de la Dirección Departamental de Educación en El Paraíso; Cristian Escobar, Subdirector de Currículo y Evaluación de la Dirección Departamental de Educación de Nacaome, Valle; Oscar Sánchez, Director de la Dirección Municipal de Educación en Intibucá y Suyapa Girón, Directora de la Dirección Municipal de Educación en La Esperanza recibieron con agrado a los cinco voluntarios japoneses.

Los voluntarios japoneses se mostraron muy entusiastas al conocer a cada uno de los representantes de cada una de las instituciones en donde fueron asignados para trabajar los próximos dos años junto a los hondureños.

Es importante mencionar que el objetivo de la asignación de estos voluntarios es para que contribuyan al desarrollo a nivel comunitario y colaboren en el área de la educación hondureña.

Esta misión japonesa está compuesta de docentes en idioma inglés y educación física. Yuta Kishi, KyokoNishio, ShogoTsuji, MasahiroIshizawa y Yuna Mikuni, son los profesionales que estarán en el país hasta el 28 de julio del 2021.

Para JICA el éxito de la misión de los voluntarios japoneses será determinado por el apoyo, la confianza y los lazos de amistad que desarrollen durante las actividades diarias junto a sus contrapartes e instituciones.

Los voluntarios de JICA son jóvenes extranjeros que tienen una cultura y un idioma diferente; sin embargo, llegan al país para crear oportunidades en donde los niños, jóvenes y adultos puedan conocer nuevas enseñanzas, asumir nuevos desafíos y crear lazos de amistad con los hondureños.

Actualmente, se encuentran 29 voluntarios japoneses asignados en diferentes instituciones laborando en el interior del país. El voluntariado de JICA contribuye al desarrollo social de Honduras y al fortalecimiento de la relación de amistad entre Honduras y el Japón.