Inversiones y progreso

agosto 23, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La celebración de la XVII Cumbre de Tuxtla en Honduras ha significado el reconocimiento del mundo empresarial al clima de inversión que hay en nuestro país, pues no de otra forma unos 400 representantes de empresas del contexto regional se habrían congregado en este magno evento comercial donde hubo empresas interesadas de diez países del continente, un nivel de percepción favorable a Honduras, que refuerza el estado de confianza que es el factor que no debe faltar en el mundo de los negocios.



Confianza a veces es la palabra más usada, abusada, roída, raída, y últimamente prostituida cuando se le usa como luz y faro, convertida en consigna por los sectores de izquierda. La confianza se demuestra con hechos y no con palabras. En el ámbito del comercio y los negocios las empresas no buscan aquellos lugares donde no hay condiciones para explotar las actividades comerciales, lejos de eso, huyen al nomas hablar de un país donde no hay condiciones ni posibilidades para establecer empresas.

La cumbre de Tuxtla en SPS mostró la facha positiva de la zona hondureña que tradicionalmente ha sido identificada como emporio industrial, que en la práctica es una especie de meca para establecer diversas industrias, dadas las condiciones favorables para la producción y las excelentes rutas de conexión internacional y transporte aéreo y marítimo.

Honduras ha entrado en una dinámica impresionante en el proceso de comercialización regional con la apertura de la integración aduanera con Guatemala, que, aunque al principio fue vista con recelo por ciertos sectores empresariales e industriales hondureños que han vivido con temor ante la competencia internacional, ha servido para que en otros países con mayores mercados como México, se observe con bastante admiración los esfuerzos de los círculos comerciales hondureños, que hacen sus mejores intentos por mantenerse con afán competitivo, sin bajar la guardia, calificando y mejorando la calidad de sus productos para dar la batalla a buen precio al consumidor.

400 representantes de empresas es todo un contingente el que ha asistido a esta cumbre comercial que ha tenido lugar en SPS, por supuesto, aclarando que no todas estas empresas quieren instalarse en SPS o en otros lugares de Honduras, quizás muchas de ellas han venido a buscar oportunidades a este evento, pero lo más significativo es que la cumbre ha sido el punto de encuentro para buscar oportunidades de montar empresas y hacer negocios. Es obvio que los más dinámicos empresarios hondureños han abierto sus portafolios comerciales a los representantes de empresas que nos han visitado y que muchas transacciones, alianzas y conexiones de negocios se habrán efectuado durante la celebración de la cumbre.

En resumen, un evento de tanta magnitud ha sido además de bien montado por el gobierno de Honduras, muy bien aprovechado, lo cual es algo positivo para muestro país, porque lo más ilógico y grosero es que se monte un gran evento para promover negocios, y al final sea desbaratado, como sucedió con el malogrado HONDURAS IS OPEN FOR BUSINESS, que tuvo un marco impresionante de discursos y una participación excepcional, pero que al final fue echado por la borda por el mismo gobierno cuando en lugar de felicitar al organizador que había sido un funcionario de alto nivel, se le dio una patada en el trasero como un broche de cierre, como castigo político por haberse atrevido dos años atrás a lanzar una candidatura presidencial que nunca fue consentida ni perdonada por el Presidente de la República de aquel tiempo.

En términos generales, en Honduras tenemos buenas condiciones de inversión, y la Cumbre de Tuxtla debe haber servido para que funcionarios y empresarios hondureños hayan podido exponer a los empresarios visitantes, las condiciones favorables que ya están aprovechando varios empresarios extranjeros que llegaron a Honduras, particularmente al gran Valle de Sula, donde encontraron el ambiente propicio que les ha permitido desarrollar excelentes negocios que hoy son empresas estrellas, que están aprovechando el desarrollo tecnológico que es el nuevo gran universo de los negocios en el siglo XXI.

En el Valle de Sula hay una gran expansión comercial e industrial que responde a los nuevos tiempos en el mundo de los negocios, donde la tecnología manda y comanda entre las empresas de servicio. El mundo de los negocios responde a esta nueva era cuando la tecnología lleva la voz suprema, y estamos seguros que en esta cumbre ya no hubo empresarios de los viejos tiempos, todos hablaron el lenguaje imperante de la inteligencia artificial, la misma que según Yuval Noha Harari, es la que toma las decisiones para que los negocios sean todo un éxito.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 23 de agosto de 2019.