Inteligencia rusa advierte sobre el surgimiento en América Latina de extremistas relacionados con el EI y Al Qaeda y de campamentos yihadistas

abril 25, 2019

Los campos en cuestión representan «un nuevo factor de riesgo» en la región, de acuerdo al  jefe adjunto del Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en ruso)

Moscú, Rusia

El jefe adjunto del Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en ruso), el vicealmirante Ígor Kostiukov, ha denunciado este 25 de abril el surgimiento en América Latina de campos de entrenamiento yihadista y que extremistas islámicos vinculados al EI y Al Qaeda están operando en la región.



«Entre nuevos factores de riesgo se puede destacar el surgimiento en la región de campos de entrenamiento y refugios yihadistas», afirmó Kostiukov.

Según el vicealmirante ruso, extremistas vinculados a dichas organizaciones terroristas «reclutan a combatientes para engrosar sus filas en Oriente Medio y en el norte de África, recaudan los fondos financieros necesarios para ello y promueven la ideología extremista» en América Latina.

Este mismo día, Kostiukov aseveró durante su intervención en la VIII Conferencia de Moscú sobre Seguridad Internacional que Estados Unidos tiene la intención de llevar a cabo «un cambio de poder» en Venezuela por medio de la fuerza utilizando «las manos de Colombia».

Según Kostiukov, en la actualidad se están conformando grupos armados ilegales integrados por desertores venezolanos, miembros de organizaciones criminales de países centroamericanos y de grupos rebeldes colombianos, que ya están operando en los sabotajes contra las infraestructuras de la nación bolivariana.

No obstante, a EE.UU. «no le importa» que la primera víctima en sufrir las consecuencias de sus acciones sea la población civil, cuyos intereses Washington dice supuestamente defender, añadió el jefe adjunto del GRU.

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, declaró este jueves que EE.UU. continúa haciendo aumentar la probabilidad del uso de la fuerza en Venezuela, a pesar de que la «abrumadora mayoría» de los países «se oponen claramente» a una intervención armada en este país latinoamericano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *