Inicia juicio político a Donald Trump (VÍDEO)

enero 21, 2020

Se le acusa de abuso de poder y obstrucción al Congreso

Washington, EEUU

Este martes dio comienzo el histórico juicio político al presidente Donald Trump, acusado de abuso de poder y obstrucción al Congreso.



Se lleva a cabo en el Senado donde se caracteriza la división partidista: la oposición demócrata lucha por apartarlo del cargo mientras que los republicanos, quienes controlan la Cámara Alta, buscan rápida absolución.

A 10 meses de las elecciones, comenzó el proceso tras cuatro meses de que el escándalo ucraniano lastró el gobierno de Trump.

Ahora mismo, 100 senadores se reunirán en el Congreso para el juicio, cuyas probabilidades se inclinan a la absolución.

Está en manos de los senadores la decisión sobre los cargos que la Cámara de Representantes le imputó al presidente hace un mes: abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Según la acusación, Trump intentó presionar a Ucrania para que interfiriera en las elecciones de 2020 para ayudarlo, sugiriendo a su homólogo de Kiev, Volodimir Zelenski, que investigara los negocios del hijo de Joe Biden, quien podría ser su rival demócrata en las presidenciales.

Después, según los opositores, obstruyó el trabajó de la investigación en el Congreso al negarse a que sus principales asesores testificaran.

Trump se convertirá en el tercer presidente en la historia del país en ser juzgado por el Senado, después de Andrew Johnson en 1868 y de Bill Clinton en 1999.

Llamada a Zelenski

La llamada entre Trump y Zelenski es un punto importante en el juicio. Supuestamente, aquel 25 de julio, el mandatario estadounidense presionó a su homólogo para que anunciara una investigación sobre Biden.

Los demócratas que controlan la Cámara Baja y que lideraron la investigación contra Trump lo acusan de haber manipulado a Ucrania al retener cerca de 400 millones de dólares en ayuda militar para un país que tiene un conflicto con rebeldes prorusos en el este de su territorio.

«El presidente no hizo nada malo», sentenciaron los abogados de Trump, un equipo de alto nivel con figuras como Kenneth Starr, que participó en el proceso contra Clinton tras el escándalo por su relación con Monica Lewinsky.