Inconsciencia por estupidez o por intención

mayo 8, 2020

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Según normas penales un delito o una falta se pueden cometer por acción, omisión o comisión, dependiendo si se comete por iniciativa propia, por un descuido del causante o por encargo de otra persona, por lo que la pena que se contempla para castigar la responsabilidad es diferente, pero no hay falta ni delito que no tenga una explicación. Dicho esto, nos referimos a la insensatez, cometida por estupidez o con la intención de crear una situación en forma deliberada en el acto de entrega de aves de corral a personas de un vecindario conectado a una zona que según las autoridades de salud, está incluida en un radio donde ha habido varias personas contagiadas con el coronavirus.



No tenemos certeza de quién o quiénes fueron los autores de esta inaudita donación de aves de corral, sacadas no se sabe de qué granja, porque es obvio que el tipo de gallinas y gallos que regalaron a los vecinos, procedían de una granja avícola donde crían el tipo de gallinas que al llegar a cierta edad son descartadas como aves ponedoras para destinarlas como carne en los supermercados. Regalar aves en pie, fue el desatino más idiota cometido en un tiempo en que las medidas sanitarias advierten el peligro que contrae provocar la concentración masiva de personas, que es lo opuesto al distanciamiento físico o social.

La noticia de un diario atribuyó la inaudita donación a miembros del Partido Libre, algo que personalmente no pudimos constatar, pero conociendo el talante de varios elementos de este partido, muy dados a hacer cosas tan anormales, no dudamos que queriendo hacer un acto político al estilo “populachero”, llamativo de atención, en vez de ir a regalar los gallos y las gallinas de casa en casa, decidieron montar un show para provocar una especie de mitin regalón, sin medir las consecuencias que acarrea en estos momentos una multitud de más de 200 personas queriendo hacerse de un gallo o una gallina. Por los cálculos que hacen las autoridades de salud, estando este sector contagiado por el coronavirus, es muy posible que las consecuencias que dejará este acto irresponsable, atribuido por un diario del país a miembros del Partido Libre, será un incremento de personas contagiadas por el coronavirus.

No se puede cometer un acto tan deleznable y pernicioso como este sin pensar en el enorme daño que se le hace a todo un vecindario, porque la ciudadanía ha visto el protocolo que usa el gobierno para entregar las raciones de alimentos, empleando a soldados, policías y voluntarios que van de casa en casa entregando las bolsas alimentarias en forma ordenada, evitando las aglomeraciones. Cuando se hace entrega de un alimento a las personas, se debe hacer con la mejor buena voluntad, en este caso, los miembros de Libre, previamente hubieran replicado el protocolo que practica el gobierno que reparte casa por casa las bolsas de alimentos. Como lo hicieron los señores de Libre, actuaron con tal estado de inconsciencia que se presta para pensar que pudieron hacerlo por estupidez o, con la intención de agravar un problema que de por si es serio como es la propagación del coronavirus.

Partimos con la creencia de que se trató de una de las tantas majaderías de las que con frecuencia hacen gala algunos miembros del Partido Libre, que tienen un afán delirante por ganar notoriedad aunque sea en el marco de lo tristemente célebre, aunque la gente entiende que a esta nueva estirpe de políticos les encanta nadar en las aguas sucias de la mala notoriedad.

Si en la aglomeración provocada por la repartición de gallos y gallinas, por cierto, aves viejas que ya no tienen las condiciones para poner blanquillos, había cuando menos 20 personas contagiadas, el peligro de que la propagación masiva se pueda extender a todo un vecindario que se mezcló de la manera como lo hace la gente que no tiene un ápice de conciencia por su estado de ignorancia, debe movilizar a las autoridades de salud con sus agentes sanitarios para que cuanto antes practiquen las pruebas rápidas para poner en cuarentena a todo ese sector.

No se puede tomar por estúpidos a nuestros compatriotas, por humildes que sean, regalarles un gallo o una gallina en medio del arremolinamiento que pareciera fue provocado, fue como incitarlos que se amontonaran para que se contagiaran con el virus. Si esto fue planificado así, es absolutamente condenable, porque se trata de individuos que han entrado a la arena política desprovistos de toda moral, ansiosos por asumir el poder, buscando desprestigiar al gobierno, al que es casi seguro que responsabilizarán por el alto número de personas contagiadas que tendremos en el país en los próximos días.

Crear argumentos de esta manera para atacar a las autoridades a costa de sacrificar a sectores humildes que tienen necesidad de cualquier alimento, es la trama más temeraria para escalar al éxito político que provoca estupor e indignación a la vez. Estos no son políticos que trabajan para el bienestar de un pueblo, con sus malas acciones pareciera que proceden del infierno terrenal, y quizás hasta podríamos ver de ellos mayores iniquidades actuando como sujetos que no pueden ser producto de un vientre cristiano, porque actúan como verdaderas almas del diablo.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 8 de mayo de 2020.