INAMI entrega a la sociedad hondureña nuevos profesionales

enero 6, 2021

La educación promete a la niñez mejores oportunidades para su desarrollo humano, social y moral.

Tegucigalpa, Honduras

La niñez con responsabilidad penal sancionada por el Poder Judicial con una medida privativa en un Centros Pedagógicos de Internamiento o en medio libre con el Programa de Medidas Sustitutivas a la Privación de Libertad tiene como principal responsabilidad cumplir con un proceso reeducativo y terapéutico orientado a su rehabilitación integral, y posteriormente su incorporación a la vida familiar y comunitaria.



Según la data del Instituto Nacional para la Atención a Menores Infractores (INAMI), el 90% de los niños y niñas que en el 2020, ingresaron al Sistema Especial de Justicia para Menores Infractores de Honduras fueron incorporados al Programa de Educación Formal y No Formal que tiene como principal finalidad, educar al niño y niña con un enfoque de derecho humano ateniente a  generar conocimiento y destrezas necesarios para su desarrollo cognitivo y humano.

El modelo educativo especializado del INAMI se implementa en alianza con el Instituto Hondureño de Educación por Radio (IHER) para certificar el bachillerato en Ciencias y Humanidades y Contaduría y Finanzas, mientras que la Secretaría de  Educación a través de sus programas de alfabetización y educación básica para jóvenes y adultos ALFASIC y Educatodos  valida el pensum académico de básica y media, respectivamente.

En días recientes, el programa institucional certificó a 212 educandos, 15 adolescentes no sabían leer ni escribir; 15 en tercer grado, 15 en cuarto grado; 24 en quinto y sexto; 61 en séptimo, en octavo grado 40 adolescentes; 11 en noveno; 20 en décimo y 4 en onceavo.

Se logró graduar 7 nuevos profesionales en el grado de bachiller; una niña en el Centro Pedagógico Sagrado Corazón de María,  2 adolescentes en el centro Jalteva; 1 en Renaciendo,  1 de Renaciendo-Extensión y por primera vez; 2 profesionales del Programa de Medidas Sustitutivas a la Privación de Libertad, estos últimos jóvenes egresaron durante la campaña de descongestionamiento de los centros para prevenir el contagio masivo por Covid-19; y no encontraron espacio en el sistema regular por lo que INAMI, les mantuvo incorporados en su sistema especial educativo.

Otro logró en materia de educación es la articulación con la Secretaría de Educación, en aras de oficializar un programa de educación formal y no formal diseñado de acuerdo a la experiencia pedagógica del INAMI, con la finalidad que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes amparados por Sistema Especial de Justicia para la Niñez Infractora, validen su derecho a una educación inclusiva e intercultural  capaz de desarrollar competencias cognitivas y sociales con un enfoque en justicia restaurativa y de reinserción social.

El INAMI a diciembre, cerró con un registro de 276 niños y niñas alojados en los Centros Pedagógicos de Internamiento; junto a otros 1300 adolescentes cumpliendo una sanción en libertad asistida con el Programa de Atención a Medidas Sustitutivas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *