IHSS de SPS ampliará su capacidad a 150 camas y una UCI para 21 pacientes

junio 10, 2020

San Pedro Sula, Honduras

La directora médica a nivel nacional del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Bessy Alvarado, anunció hoy que la entidad ampliará su capacidad de atención para pacientes de covid-19 en San Pedro Sula hasta llegar a contar con 150 camas y una sala más de cuidados intensivos para alojar a 21 pacientes.



Alvarado se refirió al tema en una sesión de trabajo virtual encabezada por el presidente Juan Orlando Hernández, en la que también participaron el comisionado especial de atención a la pandemia, Lisandro Rosales, y el viceministro de Salud Roberto Cosenza.

El IHSS ha venido trabajando sobre el tema de covid-19 desde febrero pasado, dijo, y añadió que desde que se puso en práctica el protocolo de tratamiento Maíz el hospital de la institución en San Pedro Sula alberga entre 90 y 120 pacientes, pero no se desborda.

Dijo que la capacidad del hospital podría llegar hasta las 150 camas, pero por ahora se está buscando la posibilidad de contar este mes con 65 camas más y dentro de tres semanas más con una unidad de cuidados intensivos con una capacidad de atención para 21 pacientes.

Aporte de varios sectores

Alvarado alabó el respaldo de la Secretaría de Salud, a través del viceministro Roberto Cosenza en la zona norte, así como el aporte que realiza la academia, porque la labor buscando contrarrestar la covid-19 se ha efectuado «al unísono; es increíble cómo se habla el mismo idioma».

Agregó que ha sido importante el aporte de los sectores de la academia, si se toma en cuenta que en su momento se estuvo hablando sobre la apertura de la economía, y en las juntas realizadas para abordar el tema de la pandemia todos los aportes fueron considerados y sirvieron de mucho.

Asimismo, dijo que en San Pedro Sula ha sido importante contar con todo el equipo de laboratorio que ha servido para hacer un monitoreo a los pacientes, sin esperar los resultados de las pruebas PCR, adelantando el trabajo y ganando tiempo en el tratamiento a ofrecer a las personas.

Alvarado explicó que cuando salían los resultados de las pruebas PCR el paciente ya estaba fuera de peligro y eso ha permitido avanzar y evitar el colapso de los hospitales y en especial del IHSS de San Pedro Sula.

Destacó que en Honduras si no se hubiera puesto en marcha el tratamiento Maíz para fases iniciales de la covid-19 y el Catracho para casos más tardíos, «probablemente hoy estaríamos en escenarios más difíciles».

«Hemos sido osados y no nos hemos sentado a esperar», dijo Alvarado, quien además añadió que los médicos hondureños han sido audaces en el manejo de la pandemia a nivel de la clínica.

Mantener precauciones

Sin embargo, recomendó que con la apertura de la economía la gente debe seguir tomando las precauciones del caso, no socializar, sino salir de la casa al trabajo y de regreso, y tomar las medidas de bioseguridad pertinentes para evitar contagios masivos.

Alvarado afirmó que los problemas suscitados con el suministro de oxígeno en el IHSS de Tegucigalpa no fueron por la falta del insumo como tal, sino por la carencia de algunos instrumentos para la aplicación.

Sin embargo, dijo que el problema se ha ido solucionando y se espera no contar con mayores problemas en lo que resta de la semana, porque «la idea es contar con mayor capacidad de suministro de oxígeno, contando con el material necesario para aplicarlo».