Conferencia Episcopal pide calma a los hondureños

diciembre 1, 2017

“En el nombre de Dios les pedimos, paren la injusticia, paren la violencia, deténganla, no es el camino que se merece la familia»

 

Tegucigalpa, Honduras



El portavoz de la Conferencia Episcopal de Honduras, Juan Ángel López, llamó este jueves al pueblo hondureño a deponer la violencia y pidió a los líderes políticos privilegiar el diálogo para bien de la nación.

“Hermanas y hermanos, Honduras está viviendo en este momento una de sus páginas más tristes en la historia reciente y nosotros desde nuestra fe debemos responder como constructores”, imploró López.

Añadió que, “dichosos los que trabajan por la paz, nos dice el evangelio de Mateo y nosotros desde nuestra fe tenemos que llevar un hálito de esperanza a nuestro pueblo”.

Mira aquí: HONDURAS: Larga noche de vandalismo y saqueos (VIDEOS)

Amplió que la violencia no es jamás la respuesta. “Claro la violencia es producto de la injusticia y debemos revisar inconciencia desde la dirigencia de los diferentes partidos políticos, desde la dirigencia del gobierno de la República y desde aquellos que tienen la responsabilidad de trasladar paz y tranquilidad a nuestro pueblo”.

Las injusticias jamás van a resolver nada y es por eso que el religioso hizo un llamado consciente y concreto a todos los actores que se encuentran detrás de todo lo que nos está pasando y Honduras no merece esto.

“En el nombre de Dios les pedimos, paren la injusticia, paren la violencia, deténganla, no es el camino que se merece la familia, nuestros niños y nuestros jóvenes llevémosles ánimo y esperanza, seamos verdaderos agentes de cambio, pero un cambio que nace del respeto y de la dignidad de todos”, suplicó el religioso.

Le interesa: HONDURAS: Vandalismo y saqueos en noche de protestas (FOTOS)

Así, reconoció que es cierto que no todos podemos pensar de manera distinta “pero eso no nos hace enemigos, por encima de todo vivimos en el mismo país, somos hondureños y somos hermanos que no se nos olvide, aún con las diferencias”.

No por eso los hondureños se deben tratar como enemigos y hay que tenderse la mano unos a los otros y de nuevo pidió a que los que tienen la posibilidad de hacer un diálogo de hermanos, no duden en hacerlo pensando en el bien y la necesidad del otro.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *