Hospitales móviles son especiales para pacientes graves o que necesiten cuidados intensivos

julio 29, 2020

Cada hospital móvil tiene 60 camas para cuidados intensivos, 26 unidades para alta dependencia, dos para triaje, dos para emergencias y una para policlínica.

San Pedro Sula, Honduras

Los hospitales móviles que adquirió el Gobierno de la República para afrontar la pandemia de covid-19 tienen muchas ventajas y servirán para tratar especialmente a pacientes graves y a los que necesitan unidades de cuidados intensivos, dijo la portavoz de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Sireya Díaz.



«Estos hospitales no son para pacientes con síntomas leves, son especiales para personas graves o que requieren de unidades de cuidados intensivos», expresó Díaz.

Las unidades se pueden ajustar a las necesidades, indicó Díaz en el predio donde ya se está instalando el hospital móvil de San Pedro Sula, cerca del Hospital Mario Catarino Rivas.

Por ejemplo, explicó, de las 91 camas que tienen los dos hospitales móviles que se encuentran en el país (uno para Tegucigalpa y otro para San Pedro Sula), si son 60 camas para cuidados intensivos y 26 para unidades de alta dependencia, se puede ajustar a la inversa y dar pronta respuesta para atender a la población de la mejor manera.

Cada hospital móvil tiene 60 camas para cuidados intensivos, 26 unidades para alta dependencia, dos para triaje, dos para emergencias y una para policlínica.

Otra de las novedades la presenta el aire acondicionado que traen los contenedores, al utilizar Filtros HEPA, que permiten purificar el aire hasta en un 93 a 96 %, logrando que los pacientes estén en un mejor ambiente y reduciendo al máximo las posibilidades para que el personal de salud se contagie, indicó Díaz.

Lea aquí: Interventores de Invest-H dicen que en 180 días deben dar resultados a la población

9.000 litros de oxígeno por minuto

La portavoz de Invest-H remarcó que entre las muchas ventajas que tiene el hospital móvil se encuentra el hecho de que cada instalación contará con su propia planta generadora de oxígeno, uno de los insumos médicos más usados por los pacientes graves de covid-19.

Añadió que la «planta o fábrica purificadora de oxígeno tiene la capacidad de fabricar más de 9.000 litros por minuto y funciona las 24 horas del día durante toda la semana».

Además del beneficio que representa el ahorro en gasto por oxígeno, al producirlo la planta también se mejora el sistema de atención para el paciente, evitando con ello la pérdida de tiempo al momento de llevar a cabo los tratamientos, apuntó Díaz.