Honduras y Costa Rica se blindan para frenar ingreso de nicaragüenses

mayo 15, 2020

La preocupación se cierne sobre Nicaragua ya que el gobierno de Daniel Ortega no adopta medidas de confinamiento

Honduras

Policías y militares impiden el ingreso de nicaragüenses que intenten ingresar a Honduras, debido a la indiferencia del gobierno de Daniel Ortega ante el coronavirus provoca incertidumbre en Centroamérica.



La misión de las autoridades en la frontera es evitar contagios que vengan de Nicaragua.

Tanto Honduras como Costa Rica estrecharon la vigilancia fronteriza en las últimas semanas para protegerse ante lo que ambos gobiernos consideran una respuesta inadecuada de Nicaragua a la pandemia de la COVID-19.

Mientras todo el mundo adopta medidas restrictivas, incluyendo cuarentenas forzadas y cierre de fronteras para contener el coronavirus, en Nicaragua no se han decretado limitaciones y, por el contrario, el gobierno de Daniel Ortega ha convocado a marchas y celebraciones masivas.

El despliegue de policías y militares se extiende desde la aduana hasta una decena de puntos ciegos a través del río, convertido en un lecho de rocas por la severa sequía. También en medio de la maleza, por donde fluye un comercio ilegal en ambas vías, como el del queso.

Mientras los policías y militares hondureños impiden el ingreso de nicaragüenses por puntos ciegos, las autoridades aduaneras, sanitarias y migratorias también han reforzado la vigilancia epidemiológica en la aduana.