Honduras se prepara para fortalecer su capacidad de diagnóstico, atención médica y entrega de medicamentos a hospitales

junio 2, 2020

Con la reasignación del equipo, Honduras tendrá por medio del LNV la capacidad para duplicar el número de pruebas que se han estado efectuando en el país.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente Juan Orlando Hernández visitó el Laboratorio Nacional de Virología (LNV), de Tegucigalpa, con el objetivo de supervisar la reasignación de equipo y el fortalecimiento del proceso de diagnóstico del coronavirus ante la proximidad de la apertura inteligente de la economía.



Hernández, en compañía del comisionado especial para la Atención del Covid-19, Lisandro Rosales; la directora de la Unidad de Vigilancia de la Secretaría de Salud, Karla Pavón, y el director del LNV, Engels Banegas, efectuaron un recorrido por el laboratorio para conocer la redistribución de equipo y conocer la capacidad de diagnóstico que tiene la entidad.

El gobernante recordó que se está viviendo algo muy fuerte en el mundo por la pandemia de coronavirus y que es un problema que agarró descuidados a todos los países, incluso a los de primer mundo con sus sistemas de salud avanzados.

“Hemos venido a ver cómo están calibrando esta máquina los técnicos, una máquina automatizada o casi un robot, y tendremos dos en el país, ante la solicitud que hicimos a la empresa Abbott hace unos dos meses; sin embargo, Estados Unidos tenía una instrucción de no exportar equipos ni suministros de este equipo”, dijo Hernández.

Lea aquí: Salud inicia la distribución de 200 mil tratamientos de CATRACHO y MAÍZ a hospitales y Centros de Salud

Sin embargo, reveló que, tras una conversación con el presidente estadounidense, Donald Trump, se le pidió esa autorización y ha cumplido y eso permitirá que en los próximos días se tenga mayor capacidad de diagnóstico.

Además, reafirmó una solicitud hecha a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, de “unas máquinas que facilitarán la capacidad de estar en varios hospitales del país y en lugares remotos y poblaciones menos numerosas”.

“Hemos visto igual, en la visita de hoy, el seguimiento a otras acciones que nos permitan tener un sistema de laboratorio más robusto, en el que se requiere más personal y equipo que igual viene de Corea”, refirió Hernández.

Dijo que esos equipos “ofrecerán una respuesta mucho mayor a la que hemos tenido, mayor en número y más rápida en términos de pruebas”.

Con la reasignación del equipo, Honduras tendrá por medio del LNV la capacidad para duplicar el número de pruebas que se han estado efectuando en el país.

Hasta ahora el LNV podía efectuar entre 500 y 600 pruebas diarias; sin embargo, con el equipo actual Honduras podrá ampliar su capacidad de diagnóstico, lo que permitirá tomar medidas importantes en cuanto al manejo de la pandemia en todo el país.

La apertura inteligente de la economía, explicó Hernández, requiere también un manejo inteligente de la pandemia y eso implica mejorar la capacidad de diagnóstico, contar en todos los hospitales y centros de atención con los medicamentos que conforman los esquemas Maíz y Catracho, y ampliar la capacidad en camas en los centros de atención médica previamente establecidos en el país.