Honduras participa en cierre de negociaciones de la ONU

agosto 6, 2015

Honduras participó activamente durante las negociaciones gubernamentales efectuadas en las Naciones Unidas para la elaboración de la agenda global de desarrollo post 2015, cuyo contenido ha quedado acordado a nivel de los 193 Estados Miembros para su adopción por parte de los Jefes de Estado y Gobierno del mundo el próximo mes de septiembre, cuando se celebrará el 70 aniversario de la organización.

Durante las últimas rondas del proceso, autoridades y funcionarios de varias dependencias del Gobierno reiteraron las posiciones de mayor relevancia para el país de cara a la nueva agenda universal desde su óptica y realidad nacional propia; así también como miembro de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC), y del Grupo de los 77 y China.



El objetivo número 1 de la agenda es erradicar la pobreza en todas sus formas y dimensiones, y asegurar que nadie quede relegado. En ese sentido, Honduras insistió en que la pobreza  debe ser vista como un fenómeno multidimensional, reconociendo las características y desafíos particulares de cada país y región. Asimismo, concordó con la mayoría de las delegaciones, en la importancia de contar con una alianza global para el desarrollo, capaz de asegurar que los países en desarrollo cuenten con los medios y recursos para impulsar sus estrategias nacionales y locales, con especial atención a la transferencia de capacidades científicas y tecnológicas.

“La agenda para el desarrollo post 2015 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible representan un ambicioso marco para la definición de políticas de desarrollo a largo plazo, por lo cual es fundamental que exista total coherencia entre las políticas financieras y comerciales a nivel global, si buscamos asegurar la capacidad nacional para alcanzarlos”, expresó el Embajador Alejandro Palma, Representante de Honduras ante el Consejo Económico y Social de la ONU, en una de las intervenciones

Respecto a los mecanismos de implementación, reforzó que estos son la garantía del cumplimiento de los objetivos y las metas que se acuerden en septiembre, y deben partir del reconocimiento que los países con renta media aún enfrentan desafíos en su camino al desarrollo sostenible y erradicación de la pobreza, por lo que requieren de un tratamiento diferenciado tanto de los organismos financieros internacionales como de todo el mecanismo global que acompañe este esfuerzo, destinando asistencia oficial para el desarrollo en áreas focalizadas, según las necesidades específicas de las naciones”.

Durante la cumbre especial programada para  finales del mes de próximo se prevé la adopción formal del histórico documento que lleva por título: “Transformando nuestro mundo: La agenda de desarrollo sostenible al 2030”, el cual contiene 17 objetivos y 169 metas puntuales en una gama de temas que incluyen desde educación, salud, equidad, y empleo digno, hasta  energía, cambio climático,  sociedades pacificas,  acceso a la justicia y migración.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *