HONDURAS: “mata policías”, un arsenal de guerra en la calle

febrero 17, 2017

Quien no ha escuchado hablar de los poderosos fusiles AR-15 o las AK-47, las pistolas calibre nueve milímetros o las mini Uzi, todas utilizadas en la ejecución de varios hechos delictivos y de incontables masacres. Sus denominaciones forman parte del lenguaje popular y de la estadística, ya que unas 8,798 armas han sido decomisadas desde el año 2014 hasta la fecha a nivel nacional, según la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA).

De acuerdo con investigaciones realizadas por las Fuerzas Armadas, las armas más comercializadas entre las estructuras criminales son los fusiles de asalto, de preferencia las AR-15 y las AK-47, utilizadas comúnmente en los homicidios y matanzas.



El Sistema Estadístico Policial en Línea (SEPOL) confirmó que solo en 2016 fueron decomisadas unas 4,495 armas de fuego. La mayor cantidad de decomisos se dieron en el Distrito Central, seguido de Yoro, Atlántida, Olancho, Colón, Comayagua, Santa Bárbara, Lempira, Copán y Francisco Morazán, sumando un total de 3,561 decomisos.

Sin embargo, a este potente arsenal de guerra se le suman las denominadas pistolas o balas conocidas como “mata policías”, llamadas así por tener un gran poder destructivo de los blindajes utilizados por los elementos del orden. Por ser ilegal, este tipo de armamento es utilizado exclusivamente por grupos delincuenciales ya que son armas o proyectiles modificados para ejecutar grandes operativos. En recientes escenas del crimen en nuestro país, los cuerpos de seguridad han encontrado estos potentes casquillos de bala.

Estas armas han ingresado a Honduras de diferentes formas: ocultas en caletas en vehículos e incluso por la vía marítima como se ha registrado en el sector de La Mosquitia, en donde se han decomisado un total de 84 mil 278 proyectiles de diferentes calibres, la mayoría de ellas “mata policías”.

El tráfico de drogas, el lavado de dinero proveniente del narcotráfico y la proliferación de grupos antisociales son, entre otros, los principales factores de demanda de este mortífero arsenal.

QUÉ SON LAS “MATA POLICÍAS”

Las armas o balas “mata policías” deben su nombre a su calibre, 5.7 x 28 milímetros, las que tienen el poder de atravesar un chaleco antibalas a 200 metros de donde se les dispara. Pasan por el blindaje como lo hace un dedo por el agua.

La pistola emplea un calibre peculiar que no usa ningún otro modelo, el 5.7x28mm, el cual ofrece mayor precisión en el disparo.

Los cartuchos 5.7 x 28mm que tienen la punta azul son para perforar chalecos blindados; los de punta roja son trazadores, es decir, se emplean para el tiro nocturno porque iluminan el objetivo, y los de punta hueca son expansivos y se utilizan para causar un daño mayor.

El modelo de arma más comercial e identificada es la FN Five-seven, una pistola ergonómica, ligera y fácil de maniobrar. Su estructura está hecha de polímero. Emplea un cartucho específico que no es utilizado por ningún otro modelo de pistola semiautomática de otras marcas: el 5,7 x 28 SS190, que tiene un retroceso muy bajo para el modelo, mayor precisión, y además puede penetrar chalecos antibalas clase IIIA hasta 50 mm. Su precio varía desde los 700 dólares hasta más de 2 mil dólares.

Existe otra variante, las pistolas calibre .50, las que tienen capacidad para traspasar el blindaje ligero de algunos vehículos.

En México, país de mayor proliferación de este tipo de sofisticado armamento, los grupos de sicarios se abastecen en los tianguis (pulperías) y las ferias que se instalan en diversas zonas de los Estados Unidos, en donde no hay control suficiente.

Durante un operativo de registro realizado el ocho de febrero en el Centro Penal Sampedrano se decomisaron varias armas y municiones, entre ellas una pistola “mata policías”, a un grupo de reos que también resguardaban un kilo de cocaína.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *