HONDURAS: Inicia la Rebelión contra las Maras (VIDEO)

agosto 14, 2017

La Unidad de Investigación de Abriendo Brecha Digital Media pone en perspectiva el rechazo de la población a seguir viviendo con temor por la actividad criminal de las maras y pandillas.

Redacción

Las pandillas y maras son un flagelo que se propagó con mucha fuerza por casi toda Honduras en los últimos 15 años, sin la debida atención de las autoridades. Desde hace algún tiempo, asesinan, extorsionan y mantienen en terror a varias ciudades, comunidades, aldeas y municipios. Quienes se atreven a desafiar a sus integrantes, terminan en el cementerio.



Estas asociaciones delictivas han sembrado el terror en cada lugar donde han llegado y donde han podido multiplicarse, dejando una larga estela de muerte y provocando el cierre de negocios, así como la migración de hondureños, hacia otras zonas del país e incluso fuera de nuestras fronteras.

Según registros de la Fuerza Nacional Antiextorsión, departamentos como Francisco Morazán, Cortés y Atlántida encabezan la lista de mayor cantidad de actos delictivos cometidos por las maras y pandillas.

Sin embargo, muchos hondureños se cansaron y reaccionaron… Siendo que unos pocos sometían a la mayoría, esto no debía seguir ocurriendo… La población de algunas comunidades se organizó y declaró un “basta ya”…

En este especial, la Unidad de Investigación de Abriendo Brecha Digital Media pone en perspectiva el rechazo de la población a seguir viviendo con temor por la actividad criminal de las maras y pandillas.

La Unidad de Investigación ha identificado algunos municipios y aldeas de Honduras en las que la población se ha unido en contra de estas amenazas delictivas, y hoy por hoy se pueden declarar totalmente alejadas de sus amenazas y actuaciones.

En la serie “Rebelión contra las Maras” descubriremos el sentimiento de estas comunidades, las cuales, sin emplear la violencia, han logrado resultados interesantes. Usted conocerá a personajes destacados, líderes que tomaron la batuta para organizar desde vigilancia comunitaria hasta iniciativas educativas. No ha sido necesario llegar a una situación extrema.

El reto del resto del país debe aprender estas experiencias y emplearlas. Es necesario cuidar a nuestros menores, blanco de estas asociaciones. Muchos niños de barrios y colonias, sin estudio, ni supervisión de sus padres o de adultos, ni oportunidades para salir adelante, son reclutados a diario por maras y pandillas para cometer diversos ilícitos. Contra esa realidad hay que comenzar a trabajar ya.

En Comayagua y La Paz ya ha empezado la rebelión…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *