HONDURAS: Entre fallas activas y volcanes durmientes (VIDEO)

octubre 1, 2017

Honduras cuenta aproximadamente con más de 60 volcanes durmientes distribuidos a lo largo de las 6 grandes fallas geológicas que abarcan un 40% del territorio nacional.

Tegucigalpa, Honduras

En los últimos días, el suelo mesoamericano ha estado muy activo, demasiado quizás, visto lo visto en México, país marcado fatalmente por la fecha 19 de septiembre cuando fue azotado por sendos terremotos, tanto en 1985 como en 2017. Sin embargo, Centroamérica no se ha quedado estática, afrontando como puede los choques de las placas o la liberación de energía del subsuelo al ser parte del anillo de fuego, ese círculo que viene desde Asia y que bordea todo el Océano Pacífico al continente americano, área donde se suscitan la mayor cantidad de temblores, terremotos y eventos volcánicos del planeta.



Honduras se encuentra ubicada sobre la placa del Caribe, una placa que está en medio de las muy activas placas de Norteamérica, ubicada al norte, y de los Cocos, ubicada al suroeste de nuestro país, con mayor influencia sobre El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. El excesivo choque de estas dos grandes placas da origen al vulcanismo guatemalteco y mexicano, generador de la actividad sísmica en la nación azteca.

A pesar de no tener fumarolas a la vista, Honduras cuenta aproximadamente con más de 60 volcanes durmientes distribuidos a lo largo de las 6 grandes fallas geológicas que abarcan un 40% del territorio nacional. En Honduras está la falla más grande de Centroamérica, la falla del Guayape con una extensión de 250 kilómetros, cruzando Colón, Olancho y El Paraíso. Otras fallas de cuidado son la del Motagua, la falla de La Ceiba, y la depresión central, la cual cruza el país de norte a sur, desde Puerto Cortés y hasta Goascorán. Es responsable de los movimientos tectónicos sentidos en el propio, como el terremoto de 7,1 grados del 28 de mayo de 2009, similar en potencia al que azotó recientemente a Ciudad de México y Morelos.

Un informe realizado en 2011 por la cooperación japonesa confirmó que solamente en Tegucigalpa hay unas 17 fallas geológicas, las cuales amenazan a unos 400 mil capitalinos. Entre las más activas se encuentran la falla de la Canaán, en la falda del Picacho; también está la céntrica falla del Bambú, la cual atraviesa los barrios La Cabaña, La Plazuela, Guanacaste y La Ronda; igual de activa es la falla de El Bosque, la cual atraviesa los barrios El Bosque, Buenos Aires y El Edén. Importantes obras de mitigación han contenido las fallas de El Berrinche y El Reparto.

La inestabilidad del suelo hondureño es una situación muy a tener en cuenta en estos tiempos de temblores y terremotos.

TE PUEDE INTERESAR: Cacao hondureño: fino y muy apetecido en el mundo (VIDEO)