Honduras… ¡esto es para ti!

diciembre 16, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

La victoria contundente de Teófimo López, que le permitió convertirse en Campeón Mundial de Boxeo en peso ligero, tiene una alta relevancia para Honduras, por el desprendimiento generoso de este joven deportista que, aunque nació en EEUU, se considera orgullosamente hondureño por la condición natural de ser hijo de padres hondureños. Y esto vale oro para los que sentimos a Honduras en el corazón y la llevamos de manera permanente en el pensamiento. Qué una persona en esa condición, en un momento culminante de su vida, exprese tanto arraigo patriótico por la Patria natal de sus padres, no solo es para admirarlo sino digno de agradecérselo por tan generoso desprendimiento de cariño para Honduras.



Sentimos las palabras calurosamente expresadas por el campeón mundial Téofimo López, profundamente impregnadas de sinceridad; el hecho de considerar a Honduras, que es la Patria de sus padres, como la suya, nos llenó de emoción cuando lo vimos en la televisión ofrecer a Honduras el cinturón que había ganado en pocos minutos de combate. El grito “Honduras, esto es para ti” es un ofrecimiento patriótico a la que él considera también es su patria. A Honduras, que tanta falta le está haciendo en estos días esta clase de manifestaciones patrióticas, cuando abundan los maltratos vergonzosos e infames de personas que dicen defenderla con acciones que despliegan en otros países buscando hacerle daño a la nación, creyendo que se justifica por el hecho de llevarse de encuentro al gobierno.

Las correntadas de oprobios que han vertido en diferentes estrados internacionales esos auténticos traidores a Honduras, por fortuna son lavadas por un genuino hondureño nacido en EEUU, hijo de padres hondureños, con esta expresión que ha quedado esculpida en oro en la historia del deporte y en la mente de todos los que se precian ser buenos hondureños. El grito patriótico de Teófimo López es una soberbia lección de cariño a Honduras que debemos imitar todos los que hemos nacido en este pedacito de tierra, por el que vale la pena hacer todo sacrificio para engrandecerla.

A un país no se le engrandece vituperándolo por el interés político de destruir al que gobierna para colocarse en su lugar; para asumir el poder está la ruta democrática que conlleva convencer a los ciudadanos para que, mediante su consentimiento electoral, le confíen asumir la conducción del poder público. Con diatribas, ensuciando al país más de lo que ha estado, no es la forma de ganarse la simpatía de los electores. Honduras bien vale un sacrificio, hacer la lucha contra el enorme conglomerado antisocial que desde hace años se incubó en los distintos estratos sociales hasta convertirse en una fuerza tan poderosa como las mismas fuerzas del estado, está costando mucha sangre y dolor.

Mucha gente en Honduras no tiene capacidad de lectura para apreciar este gran esfuerzo que se está haciendo a nivel institucional, y los que la tienen desafortunadamente actúan en favor del lado del mal, como si padecieran de una incapacidad moral que los vuelve indulgentes con los que quieren destruir el Estado de Derecho para apropiarse del poder público y convertir a Honduras en un desorden social donde les resultaría fácil apoderarse de la conducción del país, a costa de destruirlo.

En estos tiempos cuanto hay tantos lobos vestidos de caperucita queriendo devorar a la patria, no siendo difícil distinguir el ”nanofraude“ de los que dicen querer salvar a Honduras hundiéndola con sus actos antipatrióticos, el grito de un valiente deportista como lo es Teófimo López, es una oleada de aire refrescante y bienhechor para nuestro país.

Teófimo López es un boxeador que gana los méritos con sus golpes certeros y contundentes, porque es la vía en que un boxeador conquista la gloria. Lo precioso del instante en que Teófimo alcanzó la gloria, ganándole al campeón mundial africano, es haber tenido en su mente a Honduras, la Patria de sus padres, para ofrecerle el cinturón de campeón mundial, un desprendimiento generoso que nos tocó el sentimiento a los que queremos que Honduras sea la razón de ser de todo hondureño bien nacido.

Teófimo López nació en EEUU, hijo de padres hondureños, pero con su grito HONDURAS, ESTO ES PARA TI, nos demostró que es tan hondureño, quizás más hondureño que cualquiera de los que habiendo nacido aquí no se tocan el hígado para gritar descréditos contra Honduras.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy lunes 16 de diciembre de 2019.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *