HONDURAS: Comayagua se rebela contra las maras (VIDEO)

agosto 15, 2017

La Villa de San Antonio de Comayagua es uno de los municipios que, gracias al trabajo educativo y formador emprendido con niños y jóvenes, ha logrado ahuyentar la amenaza de las maras y pandillas.

Redacción

Situada en la parte angosta del departamento de Comayagua, en la pintoresca Villa de San Antonio se respira un plácido ambiente de tranquilidad. Sus pobladores, gente de trato muy amable, son muy unidos en todas las situaciones que les atañen al municipio. Se preocupan porque todo funcione bien, son solidarios y muy trabajadores.



Con algo más de 30 mil habitantes, la Villa de San Antonio es de los pocos lugares en donde usted puede vivir con la puerta abierta, sin temor a que un intruso transgreda su hogar. Parte de esa tranquilidad es por el trabajo que forjan con la niñez y la juventud desde hace casi dos décadas.

El padre German Cálix, párroco del lugar, es uno de los responsables del ambiente de paz que ahora se vive en la Villa. Siendo devotos de San Antonio de Padua, la feligresía asiste puntualmente a los oficios religiosos de los domingos en donde escuchan con atención sus mensajes, tomando nota de lo que se debe hacer para mantener el orden y la tranquilidad en su comunidad.

El padre German llegó hace 19 años a la Villa de San Antonio y desde hace unos 15 comenzó un trabajo con la jóvenes de la zona, incluyéndolos en programas educativos, preventivos y de la recuperación de valores.

“A través de una campaña de evangelización infantil le sembramos cultura a la gente. Dentro de esa cultura está la cultura del respeto, la cultura de la libertad, cultura del perdón, cultura de la paz, y eso va penetrando en todas las escuelas, en todos los niños. Además, estamos iniciando también todo un movimiento social en la parroquia, llamado “Niños sembradores de paz”, y eso se ve acá, gente tranquila, caminando por el parque y niños jugando”.

Estas acciones permiten que los niños y adolescentes no se involucren en acciones delictivas, teniendo siempre una actividad qué desarrollar, dando escaso margen al ocio, al vicio o a la simple curiosidad.

ZONA DE PASO

Sin embargo, la Villa de San Antonio es zona de paso entre el norte y el sur, por lo que no está exenta de la llegada de foráneos, de delincuentes y hasta de miembros de pandillas y maras que pretenden despojar algo más que la tranquilidad que se vive en el lugar.

Para eso están preparados también. La Unidad de Investigación de ABRIENDO BRECHA Digital Media se encontró con Concepción, un hombre de mediana edad quien fue atacado por pandilleros hace algunos años.

“Chonito”, como le dicen vecinos y amigos, recibió cuatro impactos de bala: uno en el ojo, el cual perdió, dos en el costado y uno en la pierna. Se puede decir que este hombre está vivo de milagro. En parte, gracias a la paz que se vive en la Villa de San Antonio, lugar en donde pudo cicatrizar sus heridas y en donde pudo recomponerse como ser humano.

“Aquí alguna gente es bien hospitalaria, bien tranquila, aquí no hay crímenes, aquí no hay chantaje, nada de eso. El que venga (mareros o pandilleros) lo reventamos. Si, así nomás”, dijo Concepción, de quien omitimos su apellido por razones de seguridad.

Otros pobladores de este municipio aseguran que no tolerarán actos delincuenciales o la simple presencia de pandilleros y mareros, todo sea por no perder ese ambiente tranquilo y seguro, toda una referencia de la Villa de San Antonio.

En nuestra próxima entrega, la Unidad de Investigación de ABRIENDO BRECHA Digital Media les mostrará cómo un brutal hecho criminal fue el detonante para emprender acciones en contra del crimen en otro municipio del centro de Honduras, el cual dijo… ¡BASTA YA!

LEE TAMBIÉN: HONDURAS: Inicia la Rebelión contra las Maras (VIDEO)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *