Hombre se suicida y mata a su esposa al detonar dinamita

enero 6, 2020

 

Bolivia 



Un hombre de 40 años mató a su esposa de 37 y a sí mismo al detonar una dinamita en un suceso que está en investigación en la región boliviana de Potosí, informó este lunes la fiscal de ese departamento, Roxana Choque.

Las víctimas del suceso, ocurrido el domingo en una vivienda particular en Potosí, fueron identificadas como Jacinto F.M. y Valerina M.A., precisó Choque, citada en un comunicado de la Fiscalía General del Estado.

“El sujeto encendió una dinamita y al explosionar murieron los dos, según el relato de su hija que presenció el hecho”, indicó.

La autopsia practicada por el Instituto de Investigaciones Forense (IDIF) de Potosí determinó que la causa de la muerte fue por trauma torácico abdominal abierto por explosión de dinamita para ambos cuerpos.

La hija de 17 años de la pareja, que presenció el suceso, relató a una psicóloga que la mañana del domingo sus padres comenzaron a discutir por problemas económicos y luego por una “desvinculación conyugal”, según el comunicado de la Fiscalía.

La muchacha acudió al llamado de la mujer como testigo y observó “que ambos estaban abrazados de frente y que la madre intentaba zafarse”, indica la nota.

“En cuanto la hija quiso acercarse explotó el cartucho de dinamita que destrozó los cuerpos y de manera inmediata murieron”, señaló el Ministerio Público.

El Salvador, Honduras y Bolivia son las tres naciones de América Latina con mayor proporción de homicidios por cuestiones de género, con tasas de 6,8, 5,1 y 2,3 mujeres fallecidas por cada 100 mil, respectivamente, según la Cepal.

El 2019 cerró en Bolivia con 117 mujeres muertas, víctimas de la violencia machista y 66 casos de infanticidio, según datos de la Fiscalía boliviana.

Bolivia tiene en vigor desde 2013 una ley que protege a las mujeres de todo tipo de violencia y castiga el feminicidio con 30 años de prisión, la pena máxima de la legislación boliviana.

No obstante, las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres han reclamado que esa norma no se aplica plenamente por falta de presupuesto y personal capacitado para atender estos casos, entre otras carencias.