Hombre que golpeó a policía recibe máxima condena por toma del Capitolio

noviembre 10, 2021

 

Estados Unidos



Un hombre que golpeó a un policía durante el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero fue condenado a 3 años y 5 meses de cárcel, la pena más alta ordenada hasta el momento contra uno de los acusados por ese suceso.

El condenado Scott Fairlamb, de Nueva Jersey, es la primera persona sentenciada por agredir a un agente de policía durante el asalto al Capitolio por parte de seguidores de expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021).

Durante la lectura de la sentencia el juez Royce Lamberth, de una corte federal del Distrito de Columbia, calificó de “afrenta a la sociedad y a la ley” las acciones de Fairlamb, dueño de un gimnasio y exluchador de artes marciales mixtas.

El condenado aparece en varios videos grabados el 6 de enero gritando consignas a favor del asalto al Capitolio, escalando por las gradas que se estaban instalando en ese momento para la investidura presidencial del demócrata Joe Biden y dando puñetazos a un policía.

Asimismo, aparece entrando y saliendo del edificio del Capitolio, de acuerdo con escritos judiciales y a los vídeos mostrados en la corte.

Fairlamb se declaró culpable en agosto de agredir a un policía y de obstruir un procedimiento oficial, en referencia a la sesión del Congreso que se celebraba el 6 de enero para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 frente a Trump y que se vio interrumpida por unas horas.

El acusado pidió “clemencia” y afirmó entre sollozos ante el tribunal que lamenta “de verdad” sus acciones de ese día y que tiene remordimientos.

La sentencia contra Fairlamb puede establecer un precedente en los casos de otros imputados por el asalto al Capitolio que cometieron actos de violencia.

De los 126 acusados que se han declarado culpables hasta ahora, solo 16 han admitido delitos graves.

Hasta ahora solo tres personas han sido condenadas, el propio Fairlamb y otros dos individuos que han recibido sentencias de ocho y catorce meses, pero que no estaban acusadas por haber agredido a ningún agente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *