Histórico acuerdo en Chile de plesbicito para dejar atrás la Constitución de Pinochet

noviembre 15, 2019

La Constitución había tenido algunas modificaciones, pero jamás había prosperado ninguna iniciativa para cambiarla en casi 30 años de democracia.

Chile

El Congreso de Chile alcanzó en la madrugada de este viernes un histórico acuerdo para decidir mediante un plebiscito si sustituye la actual Constitución, heredada de la oscura época de la dictadura militar que lideró el país entre 1973 y en 1990.



El anuncio de este pacto sigue a un mes de protestas sociales, que estallaron por una polémica alza del boleto del metro en la capital, Santiago, pero pronto se transformaron en un reclamo generalizado de cambios profundos en un país caracterizado por fuertes disparidades sociales.

Tras horas de intensas negociaciones, la coalición del gobierno del derechista Sebastián Piñera y los principales partidos de la oposición firmaron un “Acuerdo por la paz y la nueva Constitución”, en el que se comprometieron a aprobar un llamado a plebiscito para modificar la Carta Magna actual.

La consulta a la ciudadanía se producirá en el mes de abril de 2020 y permitirá resolver dos preguntas: si se quiere o no una nueva Constitución y qué tipo de órgano debiera redactar esa nueva Constitución: una “comisión mixta constitucional”, una “convención constitucional” o Asamblea constituyente, según explicó el presidente del Senado chileno, Jaime Quintana.

La constitución en vigor en la actualidad fue aprobada tras un cuestionado plebiscito en 1980. Se describe como un conjunto de leyes fundamentales diseñado por la dictadura del general Augusto Pinochet como un traje a su medida para mantener su influencia y la de los sectores conservadores de Chile incluso tras el retorno de la democracia, en 1990.

Esta Carta Magna concedió al Estado un rol subsidiario en la provisión de recursos básicos como la salud, la educación o las pensiones, lo que favoreció su privatización, y se ha convertido en el centro de las protestas sociales que vive el país desde el pasado 18 de octubre y que han dejado al menos 22 fallecidos.

La Constitución había tenido algunas modificaciones, pero jamás había prosperado ninguna iniciativa para cambiarla en casi 30 años de democracia.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *