¿Hay que celebrar? El Bicentenario es de todos

junio 20, 2021

Nery Alexis Gaitán

Los buenos hondureños amamos a nuestra Patria. Estamos profundamente interesados en el desarrollo del país en todas las áreas. Sabemos que la salud y la educación, siendo los pilares fundamentales del desarrollo, deben mejorarse sustancialmente; esa es la prioridad de vida, los reclamos del pueblo así lo exigen.



Por lo tanto, se les debe exigir a los que gobiernan que respondan a las justas demandas de la población. Mejorar la calidad de vida de las grandes mayorías debe ser su finalidad; la búsqueda del bien común es lo único que les debe importar. El pueblo, ante esta filosofía de vida, debe ser más beligerante y reclamar sus derechos; hay que recordar que el derecho que no se reclama se pierde.

La Patria y el bienestar de su gente siempre son primero. Jamás se nos debe olvidar; la prosperidad de nuestras familias está ligada al desarrollo del país. Ahora que se están cumpliendo 200 años de nuestra vida republicana es oportuno conmemorar el cumpleaños de la Patria de la mejor manera posible.

El Bicentenario es de todos, porque la Patria es de todos. Por lo tanto, debemos asumir su conmemoración con alto espíritu patriótico. Ante algunas voces disonantes que manifiestan que no hay nada que celebrar, sólo podemos decirles que no podemos darle la espalda a  nuestra patria y a nuestra historia común.

Al celebrar los 200 años de vida de la república se hace necesario hacer un recuento histórico. No para encontrar culpables sobre lo que hemos hecho mal, sino para aprender de nuestros errores y poder encaminarnos con paso firme hacia un futuro de esperanza y desarrollo.

Al ser la conmemoración de todos, las celebraciones se están realizando desde los municipios. Esta es una fiesta del pueblo y para el pueblo; los caseríos, aldeas y municipios se han sumado a esta patriótica celebración. Es así como hemos evidenciado que desde todos los estratos sociales se están desarrollando diversas actividades como concursos, homenajes, foros, cónclaves, etc. Que reflejan el amor por el suelo que nos vio nacer.

Loable es el trabajo que un grupo de patriotas, agrupados en la Comisión Nacional del Bicentenario, están realizando con el fin de promover la memoria histórica de los municipios, el fervor patrio o sea el orgullo de sentirnos hondureños, y amar a la Patria tal como debe ser.

Las actividades de conmemoración que se están realizando son de diversa índole, entre ellas se pueden mencionar concursos de oratoria para todos los niveles; concursos de redacción de una historia general de Honduras para primaria, secundaria y universidad; un simposio sobre la correcta interpretación del himno nacional; foros de análisis; la edificación de bustos en todos los departamentos del prócer José Cecilio del Valle; un obelisco conmemorativo del Bicentenario; entre otras.

Debido a la importancia de esta celebración, se han incorporado a las actividades de la Comisión, diversas entidades; mencionaremos algunas, entre ellas la Policía Nacional, el Ejército, la AMHON, el IHAH, varias universidades, etc. Asimismo algunos ministerios como el de Educación, de Gobernación, la Coordinación General de Gobierno; lo mismo que gobernadores políticos; la lista es extensa.

Es una prioridad de país acrecentar nuestra identidad nacional. El hondureño debe sentir amor por el suelo que lo vio nacer; sentirse muy orgulloso de ser catracho. Amar lo nuestro implica trabajar arduamente para sacar adelante a nuestras familias; esforzarse por el bienestar común es imprescindible para construir un mejor país.

Todos debemos hacer nuestra parte, la Patria lo reclama. Por ello hay que exigirle actuaciones con más calidad a los políticos, quienes son los responsables de nuestra pobreza. ¡Los hondureños merecemos un mejor destino en la vida!

¡Celebremos el Bicentenario con fervor para que reflexionemos de dónde venimos y hacia dónde queremos dirigirnos como país!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *