Hay que cambiar de estrategia (VIDEO)

junio 5, 2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El verbo concitar tiene una amplia connotación en estos tiempos cuando los sectores sociales con una pasmosa ligereza convocan a la gente a las protestas callejeras, para conseguir el efecto de presión sobre el gobierno y autoridades en general, como la forma más fácil de lograr sus propósitos económicos y políticos. Concitar es instigar a alguien contra otra persona, es excitar inquietudes y sediciones en el ánimo de los demás, en términos generales concitar es reunir y congregar contra algo. Especialmente se concitan las malas voluntades.



Cuando la presidenta del Colegio Médico, doña Suyapa Figueroa, se resiste a participar en el diálogo nacional, que es la puerta por donde inicialmente se llegará a la conversación colectiva para un gran Pacto de Estado por la salud y la educación, está concitando a las fuerzas vandálicas a que sigan haciendo desastres y pillerías, porque los sectores antisociales se mantienen a la expectativa de este movimiento liderado por el Colegio Médico, que lo han tomado como una coyuntura fenomenal para saquear almacenes y comercios, e incendiar vehículos de esencia comercial para consumar dos fines: utilidad económica y desestabilización.

La indefinición de los directivos del Colegio Médico para asistir al diálogo, equivale a no arriar del todo la bandera de la agitación callejera, y eso para los sectores antisociales es una maravillosa oportunidad para continuar los saqueos y los atropellos contra las empresas y negocios. Si esto último no lo ha reflexionado la presidenta del Colegio Médico, es hora que alguien se lo señale, porque las consecuencias graves que está dejando con las consiguientes pérdidas para la economía nacional, le acarreará a ella un cúmulo de responsabilidades de tipo moral, pero también abarca al gremio médico, que debe darse cuenta que este movimiento que lidera desde su inicio la doctora Figueroa, no se sabe cómo podría terminar si doña Suyapa lejos de salirse de las arenas movedizas de la sinrazón, persistiera hasta la terquedad en desoír el clamor general que se pregunta, ¿si ya el gobierno derogó los PCM, qué más quiere la doctora Figueroa? ¿Figuración nacional para entrar al ruedo político? Ya lo obtuvo, ya es todo un personaje nacional, a costas de la explosión callejera que le ha provocado un daño enorme al país. Por esta ruta tenebrosa que escogió, doña Suyapa Figueroa ya se ganó esa figuración que pocos pueden tener en tan solo tres días, si no es por medio del alboroto social.

Por el bien de Honduras, por el bien del gremio médico y del conglomerado médico en general, que no merece ser arrastrado a una situación que, aunque no se perciba, genera un descrédito para el ejercicio profesional, aconsejamos a la presidenta del Colegio Médico y a sus directivos que cambien de estrategia, porque continuar con esta furibunda posición, que los hace aparecer como gallitos de pelea contra el gobierno y ahora hasta contra los colegios magisteriales que eran sus anteriores aliados, es muy  peligroso para la tranquilidad social de todos los hondureños.

Este consejo es extensivo para todos los demás sectores que acuden a la movilización callejera para presionar a las autoridades para resolver sus peticiones; deben saber anticipadamente, que cuando convocan a las protestas callejeras, los grupos antisociales se frotan las manos de alegría, porque en ese momento se les extiende la alfombra para que salgan a cometer sus atrocidades contra las empresas y negocios y todo el sector privado, porque no hay forma que los organizadores de las protestas puedan evitar que los vándalos antisociales se mezclen en las protestas para cometer sus fechorías. Al nomas sonar las trompetas que convocan a las movilizaciones callejeras, a los antisociales se les extiende en bandeja de plata la invitación para que procedan a los saqueos por medio de un vandalismo a sus anchas.

Por supuesto que los directivos del Colegio Médico y demás grupos que convocan a estas manifestaciones saben que en medio de las protestas se cuelan los infiltrados de los grupos antisociales, que no son empleados del gobierno como lo señala la doctora Figueroa, porque en todo caso la gente que apoya las marchas en su mayoría son las personas que trabajan para el gobierno en las instituciones de Salud Pública, abandonando sus obligaciones.

Creemos que ha llegado la hora que los directivos del Colegio Médico entren en razón, en el diálogo tienen la grandiosa oportunidad de asumir un protagonismo positivo para aportar lo que ellos creen debe ser la esencia de un nuevo sistema de salud que beneficie a la población hondureña. La mesa de diálogo procede originalmente de la plataforma de los médicos y maestros, cuando exigieron la derogación de los PCM, el gobierno al proceder a la derogatoria lo que ha hecho es darles el beneficio del uso de la mesa, para que se sienten y construyan un nuevo sistema tanto en Salud como en Educación.

Ya los colegios magisteriales respondieron de manera positiva, ha llegado el momento que la presidenta del Colegio Médico cambie de estrategia y acuda al dialogo, y demuestre que también tiene buenos propósitos para Honduras.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy miércoles 5 de junio de 2019.