¡Hay Partido Liberal!

mayo 8, 2017

Tegucigalpa, Honduras

Cuando  apenas habían transcurrido  22 meses del gobierno de Mel Zelaya,  le pregunté a Patricia Rodas como miraba al bi partidismo, y me respondió de una manera que no me disipó por completo una duda: “ no le queda más tiempo” me dijo, “ esto se acabará cuando finalice este gobierno. “ Le pedí que me aclarara la expresión, porque no le entendía e insistí  que me dijera si ella aspiraba  o no, a suceder a Mel, convirtiéndose en candidata del partido Liberal. Patricia Rodas me dijo que no le interesaba y ante mi insistencia me expresó  que lo que venía,  y ya estaba caminando,  era un nuevo proyecto político desde Suramérica.



Como no quedé claro con esta afirmación de Patricia Rodas, pocos días después en una reunión en la oficina de Carlos Calderón le pregunté a Mel Zelaya si estaba  preparando o no a Patricia Rodas para convertirla en candidata del PL y me terminó de aclarar: “a Patricia no le interesa la candidatura del partido PL, porque no cree en esto”. Lo demás es historia, al año siguiente vino Hugo Chávez , y Mel en un discurso lleno de euforia fogosa gritó: “quítenme del centro porque me quedo en la izquierda”.  En ese momento había toda una trama hilvanada en el entorno de Mel Zelaya, y que ahora constituye la élite del Partido Libertad y Refundación,  que estaba dirigida a destruir al PL para convertirlo en un partido socialista, que hoy es LIBRE.

Cuento esta parte de la historia reciente, porque después de ver el entusiasmo de los liberales en su convención del  domingo puedo afirmar que, así como  fracasaron ayer,  siguen fracasando hoy los que han querido destruir al PL. Y puedo decirlo categóricamente: ¡hay Partido Liberal para rato! Lo liberales se están reencontrando en su partido, ahora bajo un liderazgo nuevo, vigoroso, serio y con una profunda convicción democrática.

El Partido Liberal está de regreso dispuesto a dar  la pelea, y que bien por nuestra democracia. Lo que vimos el domingo, fue una convención bien organizada, con un liberalismo que explotó en entusiasmo gracias a un líder que promete hacer una oposición seria, con la cual gana la democracia hondureña, que se fortalece en el bi partidismo.

Los liberales no pueden esperar ninguna buena acción de los líderes de Libre, porque cualquier oferta que provenga de ellos es un ardid, una trampa, porque en ellos no ha desaparecido la intención perversa de hundir al PL, para  ocupar su lugar en el liberalismo pero con un partido socialista. No hay manera que los liberales  esperen  algo bueno de Libre, porque todo pensamiento y acción de sus líderes va dirigido con el malsano propósito de hacerle daño al PL.

De allí que no vemos posible que Mel Zelaya y la élite de Libre estén dispuestos a ceder la candidatura a nadie que no sea de los suyos. A Nasralla le caerá el 20, cuando termine de darse cuenta que en Libre o va Xiomara o va Mel como candidato, pero, cualquier otra persona resulta un advenedizo inaceptable en ese partido.  El candidato Liberal Luis Zelaya Medrano lo sabe perfectamente, por lo que sin caer en las  trivialidades, en la que solo pueden desbarrar los incautos, con una posición meridiana ha manifestado que los liberales solo entrarían  a una alianza si la preside el PL. Y esto, porque Luis Zelaya Medrano, sin duda ya sabe que Mel está jugando pelota con SN, porque a este le gusta que le tiren las pelotas, y las agarra, porque   todavía  no sabe que Mel le está metiendo goles por todos lados.

Con el entusiasmo que ha despertado la candidatura de Luis Zelaya en el liberalismo, que se vio retratado en la convención de ayer domingo, podemos reiterar categóricamente, que en las elecciones del 26 de noviembre de nuevo serán liberales y nacionalistas los que estarán  codeándose la disputa de la presidencia de la república y la mayoría de diputados y alcaldías.

Lo que  es altamente positivo para la democracia de nuestro país, porque con un candidato nacionalistas fuerte, y un candidato liberal que emerge lleno de  vigor y entusiasmo en un momento histórico, el electorado hondureño se encausará a votar por uno de ellos, sabiendo que los dos partidos históricos se han recompuesto con líderes que apuestan por tomar decisiones, dejando atrás la pusilanimidad que caracterizó  a gobernantes anteriores, que no hacían ni actuaban,  mientras dejaban pasar todos los males sin hacer nada por ponerles coto.

Además, honrar a un gran hondureño como es don Jorge Bueso Arias, no solo ha sido un notable acierto de la convención liberal, sino un acto de verdadera  justicia política para un gran ciudadano, al que por esas cosas de la política sectaria se le privó de ser presidente de Honduras, y con lo cual nuestro país perdió la oportunidad de haber tenido  un presidente de lujo. Así son las cosas y así se las hemos contado hoy lunes 8 de mayo de 2017.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *