Hamburguesa de laboratorio… ¿A qué sabe?

agosto 6, 2013

Esta es la primera hamburguesa creada en un laboratorio. Fabricarla costó 330.200 dólares siendo financiado este 4 proyecto por Sergey Brin, cofundador de Google.
Científicos de un instituto holandés utilizaron células madre de vaca y las convirtieron en las fibras de músculo que trenzaron para formar una hamburguesa, la cual fue preparada por el chef Richard McGowan y degustada por los críticos gastronómicos Hanni Ruetzler y Josh Schonwald.

Este lunes dos críticos gastronómicos la probaron ante la prensa en Londres revelando que la textura en la boca es como la de la carne. “A mí me falta la grasa, es algo magra, pero el bocado en general se siente como el de una hamburguesa», dijo Schonwald. «Lo que es ligeramente diferente es el sabor».



Los creadores de la hamburguesa artificial afirman que esta puede ser una manera sostenible de satisfacer una creciente demanda de carne. Para conseguir el color rojizo de la carne normal, utilizaron jugo de remolacha y mioglobina. Sin embargo, algunas voces críticas argumentan que, para hacer frente a la escasez de alimentos que se pronostica, sería más fácil comer menos carne.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *