Hallan rastros genéticos de COVID-19 en agua no potable de Roma y Milán

abril 22, 2020

 

Italia



Las autoridades italianas hallaron rastros genéticos del coronavirus COVID-19 en la red de agua no potable de Roma y Milán, aunque han descartado riesgos para la salud y creen que analizar el alcantarillado servirá para detectar futuros brotes.

El Instituto Superior de Sanidad (ISS) confirmó este miércoles la presencia de restos de coronavirus en la red de descarga hídrica del área occidental y centro-occidental de Milán, una de las ciudades más afectadas por la pandemia, y también en la zona este de la capital.

Sin embarco, “esto no representa ningún riesgo para la salud de las personas”, aseguró el director del Departamento de Calidad del Agua del ISS, Luca Lucentini, en un comunicado.

 

De hecho, el análisis del agua no potable podría ser de utilidad en el control de la pandemia, apunta la experta Giuseppina La Rosa, del Departamento de Medioambiente de la institución y que dirigió la investigación, plasmada en un informe que se publicará próximamente.

La Rosa señala que estos rastros de coronavirus en el agua de deshecho de las ciudades pueden servir como “espías” del estado de salud de sus habitantes y ayudar así a saber rápidamente si una población está siendo infectada por el patógeno y en qué medida.

Los expertos del ISS creen que este tipo de muestreo podrá ayudar a gestionar la conocida como “Fase 2”, la reapertura gradual del país que el gobierno planea impulsar a partir del próximo 4 de mayo.

El control de aguas no potables de los cascos urbanos permitirá trazar rápidamente y de forma indirecta la circulación del coronavirus, detectar posibles repuntes y eventuales nuevos focos.

Se trata de una estrategia que ya se utiliza con otros virus, como el de la polio.

La conclusión de que estos hallazgos pueden servir de ayuda ha sido respaldada también por el presidente del ISS, Silvio Brusaferro, uno de los rostros visibles de la pandemia en Italia con sus frecuentes ruedas de prensa explicativas o balances.

Desde que el ISS detectara el primer caso de contagio autóctono, el pasado 21 de febrero, Italia ha contabilizado 183 mil 957 infecciones por coronavirus, con las que han muerto 24 mil 648 personas, de acuerdo al último parte de la Protección Civil.