Hagamos un proceso constructivo

enero 22, 2021

TEGUCIGALPA, HONDURAS

Los hondureños nos encaminamos de nuevo a un proceso electoral que arranca este sábado 23 de enero para concluir el próximo domingo 14 de marzo, en que habremos de acudir a las urnas a elegir a los diferentes candidatos del partido político de nuestra simpatía, que a su vez competirán en noviembre próximo por la Presidencia de la República, las diputaciones al Congreso Nacional y las 298 alcaldías municipales. Con este paso se le pone un detente a las voces estridentes que han venido manejando, a manera de globo sonda, la especie de que no habrá elecciones primarias porque estas serían aplazadas por causa de la pandemia. El proceso electoral está en marcha desde el momento en que el Consejo Nacional Electoral en conjunción con el RNP, comenzaron a realizar las tareas que concluyeron con la elaboración del censo electoral en el que los electores habilitados aparecerán con el derecho a ejercer el sufragio.



Estas elecciones primarias se desarrollarán en medio de un ambiente marcado por la hostilidad sanitaria, en que las personas estaremos obligadas a acudir a las urnas guardando el riguroso procedimiento sanitario, el mismo que han sabido sortear los dominicanos, los estadounidenses y todos los demás países que han celebrado elecciones en plena pandemia. Las elecciones primarias no se deben postergar por ningún motivo, porque son fundamentales para mantener el sistema democrático; el riesgo sanitario se puede minimizar al mínimo tomando todas las medidas: usando la mascarilla, guardando la distancia física de dos metros o más de otras personas y llevando el alcohol gel a mano para desinfectarse en todo momento.

Los partidos políticos que tienen varios movimientos han estado activos en medio de la pandemia, algunos lo han hecho guardando las medidas sanitarias, otros las han ignorado enviando un mal mensaje a la población, pero como cada quien es responsable de lo que hace, lo importante es que los políticos han vencido el temor y han asumido el reto del momento porque sin aspirantes, sin movimientos y sin partidos políticos Honduras estaría condenada a perderse en el ámbito de la incertidumbre que es el destino más grave que se nos podría presentar.

En el Partido LIBRE, de antemano se sabe que doña Xiomara Castro será la ungida como eterna candidata presidencial, y que si hay varios aspirantes como Carlos Reina y Wilfredo Méndez es por pura apariencia, es nada más un maquillaje para aparentar que su candidata Xiomara Castro sale triunfadora de unos comicios disputados por una membresía considerable que en realidad no la tiene el Partido LIBRE. Es decir, la misma farsa de siempre, que no les ajusta para verse grandes por lo que terminan rellenando las urnas con votos previamente elaborados.

En el Partido Nacional es poco lo que hay que decir, es el único partido con dos movimientos bien organizados, ambos con suficientes estructuras y con logística bien montada y respaldada con los recursos necesarios para enfrentar la campaña.

Donde está todo por decir es en el Partido Liberal, con tres movimientos que, son totalmente disímiles pero con capacidad para movilizar al liberalismo que hasta ahora ha estado dormido, esperando que surja un nuevo liderazgo que rescate al Partido Liberal de la fracasada conducción actual, que obtuvo la derrota más aplastante que jamás había recibido el Partido Liberal a lo largo de su historia. El precandidato Yani Rosenthal, de quien pocos esperaban que tuviera las agallas de re-incursionar en la política, apenas regresó de cumplir con una pena frente a los tribunales de EEUU, y habiendo recibido por aclamación el llamado de sus seguidores para que se pusiera al frente del Movimiento Rosenthalista, ha concitado un interés bastante notorio que pudiera interpretarse como un respaldo favorable a sus aspiraciones. Estas primarias son decisivas para Yani, porque de no ganarlas significa que el rosenthalismo continúa cuesta arriba para ganar la candidatura presidencial.

El más nuevo de los movimientos, el que preside Darío Banegas, es un movimiento de futuro, porque como lo ha dicho Darío su carrera hacia la Presidencia apenas comienza, y con esto, Banegas expresa mucho. Está dispuesto a hacer una carrera política que en algún momento lo llevará a la Presidencia de la República.

El movimiento Rescatar a Honduras de Luis Zelaya es el que no ofrece esperanzas para los liberales, por mantener una prédica en que los segundos a bordo de Luis Zelaya, manifiestan que ganarán las primarias por los acuerdos que ya tienen con Salvador Nasralla, por lo menos así lo ha dado a entender Eduardito Martel, al expresar en los foros que cuentan con los votos de Nasralla para ganar las primarias. Y si esto fuera así, el Partido Liberal se estaría despidiendo en estas elecciones como partido de mesas, porque al cederle Luis Zelaya la candidatura presidencial a Salvador Nasralla, sería una renuncia expresa de los liberales a las aspiraciones de presidir los destinos de Honduras. Una alianza Luis Zelaya-Nasralla no se dará si no es función de apoyar a Salvador para alcanzar el poder, poniendo al Partido Liberal como vagón de cola.

Sin embargo, hasta ahora nada de esto es concreto, porque todo se expresará el 14 de marzo en las urnas, dependiendo quien gane. Aunque juntar las expectativas para unirlas y sacar las posibles conclusiones no está penalizado, los procesos democráticos así como tienen muchas puertas firmes y bien alumbradas, así también tiene muchas puertas falsas y oscuras, por donde se escurren los advenedizos capaces de hacer cualquier “mandrakada”, con tal de quedarse con los sellos de la conducción para seguir manejando la economía del partido.

Las elecciones primarias del 14 de marzo tienen este enorme caudal de expectativas para los partidos, pero serán los electores los que con su participación, o no, decidan ir por dos caminos: huir de la responsabilidad cívica que es no acudir a las urnas, o encarar el deber cívico electoral acudiendo a votar en medio de la pandemia.

Así son las cosas y así se las hemos contado hoy viernes 22 de enero de 2021.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *