Hacen llamado a proteger patrimonio cultural subacuático mundial 

junio 12, 2015

En el marco de la 25 Reunión de Estados Parte ante la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, el Embajador Alejandro Palma, Presidente de la 5ta. Sesión de la Conferencia de los Estados Parte de la Convención de 2001 sobre la Protección del Patrimonio cultural Subacuático de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), efectuó un firme llamado a la comunidad internacional, a proteger el patrimonio subacuático cultural del planeta en función de su valor histórico y científico, y luchar contra el pillaje, la explotación comercial y el impacto negativo que tiene el desarrollo industrial sobre el mismo.
“Los sitios arqueológicos sumergidos son numerosos y significativos. Son el testimonio del desarrollo y el intercambio entre nuestras civilizaciones y encierran un enorme potencial para entender mejor cómo ha venido evolucionando el cambio climático y el impacto que este ha tenido en la humanidad a lo largo de los siglos.
Esto es muy acertadamente expuesto en los párrafos 61 y 62  del Informe del Secretario General que acaba de ser presentado,” expresó el diplomático al iniciar su exposición. “No podemos desconocer que estas dos dimensiones deben constituir un elemento de peso en las iniciativas de investigación oceánica y en las próximas reuniones sobre el cambio climático” continuó.
A la vez, lamentó el hecho de que la protección del patrimonio cultural subacuático es aún insuficiente, al observar que “el pillaje, la explotación comercial y el desarrollo industrial tienen a diario impactos negativos en cientos de sitios en todo el mundo”, por lo que recordó que la relevancia de este aspecto y de la Convención de 2001 de la UNESCO han sido reconocidas en diferentes espacios, incluyendo mediante la Resolución A/RES/66/231 de las Naciones Unidas, que motiva a los Estados a ratificar la misma.
“Permítanme reiterar hoy el llamado de esta resolución y resaltar la plena harmonía que existe entre la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Subacuático de la UNESCO y la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, que se ve reflejada en el Artículo 3 de la Convención de 2001 de la UNESCO” explicó.
Entre tanto, la Convención sobre el Derecho del Mar, en su Artículo 303, que establece que “Los Estados tienen la obligación de proteger los objetos de carácter arqueológico e histórico hallados en el mar y cooperarán a tal efecto.”
Por otra parte, citó que la Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático ha evidenciado resultados en la reciente  asistencia que su Consejo Consultivo brindó al gobierno de Haití en el análisis del pecio que se suponía correspondía a la carabela Santa María que transportó a Cristóbal Colón en su primer viaje a América.
Lo anterior motivó al Gobierno de Panamá y Madagascar a solicitar un apoyo similar.
Igualmente, comentó sobre el trabajo que realiza la Red UNITWIN de Universidades para la Arqueología Subacuática, que reúne a varias universidades de diferentes países bajo la coordinación actualmente de la Universidad de – en Turquía.
“Aprovecho este espacio para hacer un nuevo llamado a los Estados que aún no lo han hecho, a que cumplan este compromiso que establece el Artículo 303 de la Convención sobre el Derecho del Mar, ratificando la Convención de 2001 de la UNESCO, y se sumen de esta manera a los 51 estados que ya participan de este esfuerzo”, concluyó. El Embajador Palma fue acompañado por la Representante Permanente de Honduras ante la ONU, Embajadora Mary E. Flores y delegados de la Misión Permanente.



Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *