Guatemala detecta tres migrantes con COVID-19 deportados de Estados Unidos

mayo 15, 2020

 

 



Guatemala

Guatemala sumó este viernes tres nuevos pacientes con el coronavirus SARS-CoV-2 procedentes de un vuelo de migrantes deportados esta semana desde Luisiana (Estados Unidos), pese a que los retornados fueron evaluados por personal médico en territorio estadounidense que descartó que llegaran contagiados al país centroamericano.

Los tres migrantes deportados que dieron positivo llegaron a Guatemala el pasado miércoles 13 de mayo, en un vuelo en el que viajaron en total 65 personas, de las cuales solo dos son mujeres, de acuerdo a la Cancillería.

Al llegar a Guatemala, los migrantes fueron trasladados al albergue temporal instalado en un domo polideportivo en el sur de la capital guatemalteca y no fue hasta este viernes, dos días después de su traslado, que los tres migrantes fueron diagnosticados.

La Cancillería solicitó al Ministerio de Salud Pública que, en conjunto con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, se “revisen los protocolos actuales y defina la necesidad de tomar nuevas medidas”.

Además, la cartera de Exteriores suspendió un vuelo de deportados que estaba programado para llegar la tarde de este viernes y se reprogramó el traslado al próximo lunes.

Según un comunicado de la Cancillería, el cambio de fecha para el vuelo se debió a las nuevas disposiciones presidenciales anunciadas la noche del jueves por el presidente, Alejandro Giammattei, y que contemplan el “cierre” total del país hasta el lunes, salvo por tres horas al día, de 8 a 11 de la mañana, para poder hacer compras “en abarroterías o tiendas de barrio”.

Hasta este lunes, Guatemala había recibido a 102 migrantes deportados contagiados de coronavirus procedentes de Estados Unidos, según datos oficiales.

El último contagio antes de este viernes, registrado el pasado 7 de mayo, provocó la suspensión de un vuelo de migrantes con el objetivo de validar nuevos protocolos sanitarios, entre los que destacaba como novedad el ingreso al país de los deportados con un certificado que avalara la buena salud y no tener COVID-19, al menos por 72 horas antes del retorno a Guatemala.

Posteriormente, al llegar al país centroamericano, el Ministerio de Salud Púbica realiza pruebas aleatorias a los retornados para determinar si padecen la enfermedad.

La Cancillería indicó en su pronunciamiento de este viernes que “los protocolos sanitarios y de seguridad se seguirán afinando para garantizar la integridad de nuestros connacionales”.

El 29 de marzo, un migrante deportado de EE.UU. a Guatemala dio positivo en un examen para detectar el coronavirus SARS-CoV-2, en el primer caso confirmado de retornados con coronavirus.

Desde aquel día, Estados Unidos ha enviado más de mil 200 migrantes indocumentados de regreso a Guatemala vía aérea.

El país centroamericano ha registrado según la última actualización un total de 1.518 casos del SARS-CoV-2 y 29 fallecidos a causa del COVID-19 desde que fue detectado el primer caso en el país centroamericano, el pasado 13 de marzo.

Alrededor del 65 por ciento de los casos positivos detectados se concentran en los departamentos centrales de Chimaltenango, Sacatepéquez y Guatemala.

Estados Unidos envió de regreso en 2019 alrededor de 54 mil guatemaltecos vía aérea, de acuerdo a registros oficiales.

Las deportaciones de guatemaltecos vía terrestre desde México también continúan vigentes pese a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *