Guatemala: cientos de desaparecidos por Volcán de Fuego

junio 6, 2018

San Miguel de los Lotes es hoy un lugar fantasma conocido ahora como la zona cero. Aunque ninguna autoridad sabe cuántas viviendas había en el sector, los lugareños aseguran que eran más de 200.

 

Guatemala



Los cuerpos de socorro en Guatemala trabajan a toda prisa cuando ya han pasado varios días tras la erupción del volcán de Fuego y una segunda este martes. Lo hacen sobre un terreno en el cual hay decenas de casas enterradas y de los cuerpos de personas que quedaron debajo los escombros.

En el área en donde siguen esforzándose por encontrar sobrevivientes había hace pocos días había una comunidad, que debido a la erupción del domingo 3 de junio desapareció en cuestión de minutos.

San Miguel de los Lotes es hoy un lugar fantasma conocido ahora como la zona cero. Aunque ninguna autoridad sabe cuántas viviendas había en el sector, los lugareños aseguran que eran más de 200.

Los datos no los tiene ni la Municipalidad ni la Conred, por si eso fuera poco, tampoco se sabe la cantidad de personas que vivían en el sector.

Un censo de 2014 del Consejo Comunitario de Desarrollo de 2014 indica que vivían en la localidad unas 8,500 personas.

Los datos de la Conred dan cuenta que son entre 150 y 200 las personas desaparecidas de las comunidades cercanas al lugar en donde ocurrió la tragedia, el 90% de San Miguel los Lotes. Es por ello, que los equipos de emergencia han centrado su búsqueda en ese lugar.

La situación se complica debido a la actividad del volcán: el martes hubo una segunda erupción y este miércoles la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) avisó de «la actividad continúa y no se descarta la posibilidad de que se dé un nuevo descenso de flujos piroclásticos en cualquiera de las barrancas principales en las próximas horas o días».

A contrarreloj

Sin embargo, en las próximas 48 horas las labores de rescate podrían detenerse, pues cada día que pasa es más difícil encontrar sobrevivientes. El comandante de los Bomberos Municipales, Fernando Reyes, resaltó que abajo de la superficie en donde realizan la búsqueda la temperatura puede sobrepasar los 200 grados.

“Es un horno lo que hay debajo de muchos de los escombros, tenemos que trabajar con mucho cuidado para evitar que más personas resulten heridas, no es tarea fácil, pero vamos a dar hasta nuestro último esfuerzo para encontrar a más personas con vida”, relata Reyes mientras se limpia el sudor de los brazos y la cara durante la entrevista después de descender de la zona cero.

A pocos metros de él se encuentra Carlos Arturo España, un bombero voluntario que tiene la mirada fija en el horizonte: “ A mí me ha tocado sacar tres cadáveres, los de dos niños y un adulto, es algo muy doloroso, pero tengo que seguir laborando, no puedo dejar de ayudar”, comentó.

La erupción del domingo es la más fuerte desde 1979 del Volcán de Fuego y durante los últimos 39 años no se había producido ninguna similar.

Algunas de las personas que vivían en ese punto critican con fuerza a las autoridades y resaltan que no hay protocoles de evacuación. “ No es posible que esto haya pasado y no existieran planes de emergencia”, destaca Marcelino Reyes, quien perdió su vivienda.

Sin embargo, Sergio Cabañas, director de Conred, indicó a medios de comunicación que ya habían realizado simulacros de evacuación, pero los pobladores lo niegan.

Junto a San Miguel los Lotes, los otros poblados afectados fueron la aldea El Rodeo y algunos caseríos ubicados cerca de Olotenango. En estos últimos ocho personas perdieron la vida.

En las últimas horas se había hablado de otros poblados que habían desaparecido, pero esa información fue desmentida por la Conred.

El martes, la Conred activó la orden de evacuación en varios puntos del departamento de Escuintla, debido al descenso de flujo piroclástico ante el temor de que llegará hasta la autopista que conecta el sur del país con la capital guatemalteca.

Las labores de rescate fueron suspendidas cerca de las 3:00 pm hora local.

Decenas de personas salieron de sus casas con lo que pudieron y eso formó un caos tanto en calles como avenidas, debido a la desesperación y el temor. Finalmente el flujo volcánico se detuvo.

Las autoridades guatemaltecas piden a todas las personas mantener la calma y estar atentos a la información de oficial.

Advertencia

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) lanzó la advertencia de que el descenso de material volcánico podría incrementarse en los próximos días y que es necesario que las comunidades cercanas al volcán de Fuego estén en alerta.

Uno de los mayores temores es que, ante el aumento de las lluvias, los deslaves aumentarían y eso pondrá en riesgo a más personas, por lo que la Conred hizo un llamado a estar pendientes de las recomendaciones de las autoridades.

Hasta el momento se reportan 75 fallecidos; 200 heridos; 1,710,000 afectados; 11,191 evacuados y unas 2,497 personas albergadas en distintos puntos de los departamentos de Escuintla y Sacatepéquez.

El volcán de Fuego sigue expulsando material incandescente y muchas personas temen que se pueda dar una catástrofe mayor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *