Guardería sin paciencia: un bebé no paraba de llorar y lo solucionaron de la peor forma

septiembre 10, 2019

Las guarderías deben tener cuidado a la hora de contratar personal

Delaware, EEUU

Una joven, empleada de una guardería, fue acusada de asesinar a una bebé de tan solo 4 meses.



Se trata de Dejoynay Ferguson, de 19 años, quien tuvo la idea de cubrir el rostro de  la pequeña durante tres minutos, según ella, para que dejara de llorar.

A los 20 minutos, notificó a los directores de la guardería, una señal de alarma acerca del bebé.

Llevaron a la párvula al hospital donde fue declarada fallecida.

La Policía, gracias a los vídeos del edificio, pudo constatar que la acusada puso sus manos sobre la boca y nariz de la víctima y restringió intencionalmente su respiración hasta que dejó de responder”.

Finalmente, la niñera aceptó su delito y declaró que le hizo eso a la bebé porque se había vuelto “quisquillosa” y llorona. La chica quedó detenida y también la licencia de la guardería quedó suspendida de forma definitiva.