Gobierno de Honduras formula sistema integral de lucha contra la corrupción e impunidad

enero 20, 2020

Para Honduras es importante que cada institución involucrada con la MACCIH tuviera el fortalecimiento institucional para poder accionar de manera correcta y profesional y, sobre todo, con un respeto a la Constitución de la República.

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández formula un sistema integral de lucha contra la corrupción y la impunidad en Honduras, indicaron hoy los ministros de Relaciones Exteriores y de la Presidencia, Lisandro Rosales y Ebal Díaz, respectivamente, en una comparecencia de prensa.



A continuación lo declarado por ambos funcionarios:

Canciller de la República, Lisandro Rosales

Compatriotas, desde finales del mes de diciembre del año 2019, el Gobierno de la República y la Organización de Estados Americanos (OEA) establecieron mesas de trabajo para la continuidad de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH). En este sentido se vino trabajando desde estas fechas para buscar el acompañamiento de esta misión con un nuevo convenio. Honduras proponía el establecimiento y el fortalecimiento de las instituciones nacionales y el respeto del Estado de Derecho.

Para Honduras es importante que cada institución involucrada con la MACCIH tuviera el fortalecimiento institucional para poder accionar de manera correcta y profesional y, sobre todo, con un respeto a la Constitución de la República.

Se dieron muchos eventos que tenemos que plantearlos y que quiero pedirle al secretario de la Presidencia, Ebal Díaz, que nos explique cuál fue la ruta que se transitó en estas mesas de trabajo.

Ministro de la Presidencia, Ebal Díaz:

Un saludo al pueblo hondureño. Como lo habíamos dicho a nuestro regreso de Washington, que ahondaríamos en más detalles sobre este trabajo que se hizo a finales del año pasado y este año, quiero evidenciar la voluntad del Gobierno de la República y del presidente de la República en continuar con este convenio de cooperación con la OEA a través de la Secretaría General.

Pero es importante que el pueblo sepa y, la comunidad internacional, el contexto.

Primero, todos saben que hubo un pronunciamiento del Poder Legislativo a través del Congreso Nacional.

Hubo un informe aprobado por más de 70 votos. Puede ser que muchos no estén de acuerdo con ese informe, pero es un poder del Estado y no se puede menospreciar. A la vez, también hubo unas consideraciones de la Corte Suprema de Justicia a través de la Sala Constitucional sobre el mismo convenio.

Hubo otras manifestaciones de algunos defensores y de abogados que se vieron afectados con estas acciones que realizaron esta Misión, que realizó la Misión, y para nosotros era muy importante estas valoraciones.

Anunciamos desde antes que Honduras plantearía a la OEA un nuevo sistema integral de transparencia contra la corrupción e impunidad en Honduras. No solamente que viera la parte de la persecución penal, sino que también lo que tiene que ver con la prevención de la corrupción y eso implica que más instituciones deberían incorporarse a este convenio.

Nosotros planteamos una serie de mecanismos que ampliaban el convenio.

Esa fue nuestra propuesta en el transcurso de las negociaciones con la OEA. Desafortunadamente los tiempos no fueron suficientes, sobre todo porque hubo un pronunciamiento de la Procuraduría General de la República.

También en la gerencia general legislativa del Congreso Nacional, en el sentido de despejar las dudas si era suficiente solamente un canje de notas para dar extensión o no, o prórroga entre Honduras y el secretario general de la OEA para prorrogar el convenio que da origen a la Misión.

Todos los convenios en Honduras necesitan la ratificación internacional; según nuestra Constitución de la República, deben de ser aprobados por el Congreso Nacional.

Esa fue la posición. Si bien el convenio lo dice, que hay un canje de notas como expresión de continuar con el convenio por el presidente de la República y el secretario general de la OEA, ese es el paso inicial, ese es el paso previo.

Una vez que se da el canje de notas debe ir al Congreso Nacional para su correcta aplicación.

En Honduras, es el procedimiento para la ratificación de un convenio, para extender su vigencia o para hacer modificaciones y, sobre todo, cuando otro convenio obliga a otro poder del Estado, como a otras instituciones.

Pueblo hondureño y comunidad internacional: el propósito de este convenio que llega a su fin fue siempre fortalecer el Estado de Derecho y las instituciones hondureñas.

No se puede pedir el fortalecimiento de derecho violentando la Constitución.

La ratificación del convenio de la MACCIH, imprescindible y esencial que fue al Congreso Nacional antes de ser ratificada en el Estado de Honduras.

De tal manera, que solo así se pueden lograr los objetivos de fortalecimiento, cumpliendo el procedimiento, la Constitución y la ratificación de los tratados como lo es en cualquier país del mundo.

En ese sentido, el procedimiento del Gobierno de la República reiteró su posición de la voluntad en la mesa, de poder lograr este espacio, pero no dieron los tiempos.

Honduras va a seguir trabajando, proponiendo para que mantengamos la puerta abierta con la OEA.

En los próximos días se va a presentar un plan que permita que el pueblo hondureño conozca cómo vamos a seguir combatiendo la corrupción e impunidad en Honduras.

Es importante recordar que Honduras celebró, a través del presidente de la República en el segundo día de su mandato, un convenio con Transparencia Internacional y ha dado muy buenos resultados.

También hemos firmado con la iniciativa CoST. Estamos de acuerdo que es una lucha permanente y es un flagelo contra la corrupción e impunidad del pueblo hondureño, pero también es necesario reconocer que hemos avanzado.

Vamos a empujar reformas y vamos a empujar y proponer reformas institucionales de ser necesario.

Pero no vamos a dejar de implementar en Honduras los compromisos internacionales, entre los cuales están la Convención Internacional contra la Corrupción de Naciones Unidas, la Convención Interamericana contra la Corrupción.

También el compromiso del IMA y coordinar el trabajo con el mecanismo de seguimiento de implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción.

Así que reiteramos al pueblo hondureño el compromiso firme e indeclinable de seguir buscando los mecanismos internos y también de acompañamiento internacional para combatir la corrupción y la impunidad.

Seguiremos informando cómo vamos a avanzar en esta lucha, pero que no se interprete que es un paso atrás o como un paso negativo.

Vamos a seguir empujando, es un tema de tiempos, que no se logró, como el mismo comunicado de la Secretaría General de la OEA lo deja en su último párrafo, que vamos a seguir trabajando en los próximos días para buscar los consensos y acuerdos que nos permitan seguir con esta importante tarea de seguir con la lucha por Honduras más transparente en la lucha contra la corrupción y la impunidad.